Gráfico ASP.NET con datos MySQL de un blog WordPress

Gráfico ASP.NET con datos MySQL de un blog WordPress

Gráfico ASP.NET con datos MySQL de un blog WordPress

Continuamos con la serie de artículos sobre ASP.NET, pero esta vez, vamos a prescindir de SQL Server y aprovecharemos el proveedor de datos MySQL de un BLOG de WordPress, para utilizarla como fuente de datos en un control de servidor “Chart”.

Como siempre, al final del post, encontrarás un link al programa funcional del código que te iremos mostraremos a continuación.

Y te preguntarás ¿qué provecho podemos obtener de la BD de un BLOG para nuestros intereses con ASP.NET?

Eso mismo nos preguntamos nosotros cuando planteamos utilizar ambos sistemas (el framework ASP.NET y la estructura WordPress), y te aseguro que podemos sacar mucho provecho de ello si nos lo proponemos.

En nuestro caso, y a modo de ejemplo, decidimos obtener una simple estadística de los 10 post más leídos del Blog TerapiaConPerros (Centro de asistencia y formación para realizar terapia y actividades asistidas con perros).

Con esa información, obtenida del proveedor de datos MySQL del Blog, pretendemos crear un gráfico estadístico de barras utilizando un control de servidor “Chart”.

Pero mira por donde, al comenzar el proyecto, nos encontramos con una mala noticia y una buena.

La mala: que la estructura original de la Base de Datos que se genera cuando configuramos un tema de WordPress, no contiene ninguna tabla que permita obtener la información que nos interesa.

La buena: que existen infinidad de plugin que al ser instalados, crean las tablas necesarias y las gestiona de forma automática, sin tener que hacer ningún esfuerzo por nuestra parte, más allá de configurar el plugin en cuestión. En nuestro caso hemos utilizado “WordPress Popular Posts”, pero como te digo, hay muchos más…

 

ASP.NET y MySQL

 

El plugin al ser instalado, añade en la BD varias tablas más, y entre ellas, la que vamos a utilizar para el programa: wp_popularpostsdata. Otra tabla, que si es original de la estructura WP y que nos servirá para la finalidad del proyecto será wp_posts.

 

ASP.NET y MySQL

 

Con la ejecución del programa queremos que se muestre un gráfico donde el “eje Y” contenga los títulos de los post más leídos, y el “eje X” los valores, es decir la cantidad de veces que se ha visto cada artículo, tal y como lo muestra la imagen siguiente:

 

ASP.NET y MySQL

Vamos a ello

Como has leído hasta ahora, la cuestión resumida consiste en utilizar dos tablas de la BD MySQL de un BLOG WordPress para obtener una información que alimentará a un control de servidor “Chart”, para mostrar un gráfico estadístico de barras, por lo que habrá que seguir los siguientes pasos:

  1. Utilizar un BLOG del que queramos extraer los post más vistos
  2. Instalar el plugin “WordPress Popular Posts”
  3. Añadir al proyecto la librería “MySql.Data.dll”. Puedes hacerlo desde el administrador de paquetes NuGet, en el menú HERRAMIENTAS/Administrador de paquetes NuGet/Administrar paquetes NuGet para la solución (img. 2)
  4. Crear la cadena de conexión en el fichero web.config
  5. Añadir un control de servidor “Chart”
  6. Enlazar la BD con el control

 

Evidentemente, no obtendremos los resultados de forma inmediata a la instalación del plugin, pues requerirá que pase algo de tiempo para que la BD vaya almacenando información de las visitas al Blog.

 

ASP.NET y MySQL

Img. 2

Diseño y Code behind

Una vez añadida la librería MySql.Data.dell al proyecto, habrá que incluir en el fichero web.config la cadena de conexión con los datos del fichero de datos MySQL.

Fíjate que en el parámetro connectionString, hay que indicar el Servidor, puerto, nombre de la BD, usuario y password

Ejemplo9.aspx

 

Ejemplo9.aspx.vb

 

Como puedes ver en el código anterior, lo que hacemos es generar la conexión con la base de datos MySQL en el evento Page_Load de la página. Creamos una consulta SQL para obtener los 10 primeros registros de los post más leídos.

Utilizamos las tablas wp_popularpostsdatawp_posts. Con la primera, contabilizamos la cantidad de visitas que ha tenido cada post del blog. Para ello, utilizamos el campo pageviews, que va totalizando dichas visitas. Con la segunda, y en concreto con su campo title, obtenemos los títulos de los post, para que nos anuncien el eje Y.

La consulta SQL sería: “SELECT wp_popularpostsdata.pageviews, wp_posts.post_title FROM (wp_popularpostsdata INNER JOIN wp_posts ON wp_popularpostsdata.postid=wp_posts.ID) ORDER BY pageviews DESC LIMIT 10;

Declaramos y creamos dos listas: datosX y datosY, para almacenar la serie de datos que obtenemos del DataReader generado por la consulta SQL. Y le ponemos título al gráfico: “Los 10 post más vistos del blog TerapiaConPerros”

Por último, prevemos la posibilidad de un error en la carga de los datos, y para eso utilizamos la función Alerta(), que ya vimos en el post “alert y confirm mejorados utilizando jQueryUI.Dialog y ASP.NET“, se trata de la clásica función javascript alert(), pero mejorada notablemente. Si no leíste el artículo de como crear la función Alerta(), te aconsejo que lo hagas ahora.

 

….

Ejemplo funcionando: http://siinet.com/tutoriales/ejemplo9.aspx

 

Este es un simple ejemplo de como combinar blog/Web desarrollados con WordPress y ASP.NET. ¡Ahora es cuestión de imaginación el darte utilidad!

Hasta la próxima. Espero que te haya gustado.

Envío de correo electrónico con ASP.NET

Envío de correo electrónico con ASP.NET

Envío de correo electrónico con ASP.NET

Al igual que en anteriores artículos, esta sección de Diseño & ASP.NET, pretende conjugar ambos “mundos“, a fin de dotar de la mejor presencia posible los interfaces de usuario.

Para dar ese “plus” de diseño a nuestros programas, hemos elegido el framework Bootstrap, que como sabes fue puesto en escena por Twitter, y que creemos, cumple a la perfección con todos los requisitos para diseñar con profesionalidad y adaptación a diferentes dispositivos (“diseño responsive”).

En este artículo en concreto, vamos a tratar una nueva funcionalidad: Envío de correo electrónico con ASP.NET, mediante la librería System.Net.Mail, sin necesidad de utilizar programas de terceros como ASPEmail.

 

Vamos por partes…

Como puedes ver en la imagen siguiente, el interfaz para la funcionalidad Envío de correo electrónico con ASP.NET, es muy sencillo y se compone de varios controles de servidor asp:Labelasp:TextBoxasp:LinkButton. Recordarás de post anteriores, que para maquetar un botón que contiene un icono, no utililzamos el clásico asp:Button, sino que lo sustituimos por asp:LinkButton.

Estos controles se encuentran dentro de un panel bootstrap (<div class=”panel panel-success”>) y como es obvio, permite introducir los destinatarios del correo electrónico, incluidos los de copia y copia oculta; el asunto del mensaje y el contenido o cuerpo.

Por último, y fuera del panel, hay un botón para enviar el mensaje.

 

Envío de correo electrónico con ASP.NET

Hemos dividido la composición del interfaz en 5 zonas a destacar:

1.- Mensaje de información; 2.- Destinatarios del mensaje (Para, CC y Bcc); 3.- Botones para pasar una dirección de email a la lista general; 4.- Lista general de destinatarios; y 5.- Botón para enviar el Email.

Como el interfaz, la funcionalidad es muy sencilla, y se basa en introducir destinatarios en su correspondientes campos de texto (2) para, con copia y/o con copia oculta. Al pulsar el botón de su derecha (3), el programa validará el formato del email y mostrará un mensaje de error (1) si no es correcto. En caso contrario, el destinatario pasará a la lista general de destinatarios a la derecha del botón (4).

Por último, al pulsar el botón de Enviar Email (5), el programa chequeará las listas de destinatarios y mostrará un mensaje de error en caso de que no haya ninguno. También comprobará que el mensaje tiene contenido. Para ello, creamos un array por cada lista general de destinatarios (para, con copia y/o con copia oculta) -siempre y cuando tengan contenido-. Al pulsar sobre el botón de enviar el email, se añadirán cada uno de los destinatarios al correo mediante los métodos To.AddCC.Add, y Bcc.Add. Se mostrará un mensaje de confirmación javascript: OnClientClick=”return confirm(‘¿Seguro que quiere mandar el mensaje?’);”. Finalmente, si todo está OK, el mensaje de asp:lblInfo mostrará: “Envío correcto”.

Cuando veas el CodeBehind, comprobarás que según necesitemos un mensaje de “error” o de “OK”, utilizaremos las clase bootstrap label label-danger o label label-sucess, para mostrar el fondo del mensaje en rojo o en verde, respectivamente.

A continuación, vamos con el diseño de la web

CodeBehind

Load

 

Clase RegexUtilities para validar el fomato de las direcciones email

 

Enviar el eMail

 

Pulsar el botón para pasar el destinatario introducido a la lista general (para)

 

Pulsar el botón para pasar el destinatario introducido a la lista general (CC)

 

Pulsar el botón para pasar el destinatario introducido a la lista general (Bcc)

 

Para generar el código, hemos importado las siguientes librerías: System.Text.RegularExpressions; System.Globalization; System.Collections.Generic; y System.Net.Mail

Y recuerda incluir en el fichero de configuración Web.config las siguientes líneas (cambia los datos según tu propia configuración)…

 

 

Como siempre, te dejamos el ejemplo para que puedas toquetear y probar todo lo que hemos visto en este post. ¡Espero que te haya gustado!

Ir al Ejemplo 4

Hasta la próxima.

El diseño web en los programas de gestión #1

Hoy volvemos al blog para retomar el tema del Diseño Web, esta vez en los programas de gestión. Anteriormente, nos centramos en tendencias del diseño Web y su evolución. De cómo la tecnología ha permitido que la creatividad ganara terreno en los yermos dominios de la RED.

 

diseño web programas de gestion portada

Como sabes, hoy por hoy, existen otras inmensas parcelas en Internet que son tan grandes o más, que este mundo corporativo. Ya habrás imaginado, que me estoy refiriendo al entorno mundo de la blogosfera, y como no, a las redes sociales como expositores públicos de contenidos. Todas ellas, vertientes que encauzan sus aguas hacia la Sociedad Digital.

Pero en este post, no voy a hablar ni del diseño de una página Web, ni de un blog. Ni siquiera de una página de Facebook. ¡No! Ha llegado el momento de tratar algo mucho menos idílico y por lo general “más espartano” en el sentido más figurativo de la palabra. Nos estamos refiriendo a los programas informáticos.
¡Programas!, cuantas veces oímos o comentamos esta palabra a lo largo del día como el más cotidiano de los términos. Todo gira a su alrededor, y sin ellos, nuestra vida sería un caos. Frases como:

– “…Que porquería de programa tengo en la oficina, funciona fatal…”
– “…Descarga ya el programa de la Renta… que se te pasa la fecha…”
– “…Para subir las fotos optimizadas, he encontrado un programa genial…”
– “…¿Conoces algún programa que me sirva de agenda?…”

Y así continuaríamos hasta aburrirnos, porque los programas, aun sin ser conscientes de ello, se han convertido en una parte fundamental de nuestro funcionamiento diario.

Obviamente, es el entorno laboral quien más uso hace de los programas informáticos, pero esto no debería servir para racanear esfuerzos a la hora de diseñarlos. Más bien al contrario. Si hacemos un cálculo y ponderamos la cantidad de horas que estamos delante del ordenador trabajando sobre un programa informático de gestión o administración de la empresa, llegarás a la conclusión de que un entorno amigable haría que esas horas, se llevasen mejor ¿no te parece?

Quizás, a estas alturas del post, te estarás preguntando ¿Y qué tiene que ver el diseño Web con un programa de gestión?
¡Pues mucho, la verdad!

Los programas informáticos llevan facilitándonos la gestión de nuestras empresas, probablemente, desde antes que nacieras. Por lo tanto, antes también del apogeo del entorno Web.Por aquel entonces, cuando aún la Sociedad Digital no era más que una utopía, la diferencia respecto a los programas actuales radicaba en el entorno sobre el que funcionaban, que no era otro que el propio ordenador o como mucho el de un servidor de la RED de área local de la empresa. Sin entrar en detalles que se alejen del objetivo de este post, diremos que estos programas se denominaban de “Escritorio”.

Sin embargo, en la actualidad, los programas de escritorio han sido casi-absolutamente desterrados por los que corren bajo entorno Web y todos sus protocolos de comunicación basados en TCP-IP.
Como decimos, no entraremos en más detalles técnicos, simplemente resumirte, diciendo que los programas informáticos ahora, son tan páginas Web como la que más. Y por esa razón, le dedicaremos un capítulo especial a su diseño, que como es lógico, tendrá sus características propias, ya que el sentido de su existencia no es el de mostrar la marca al mundo, si no el de gestionar y administrar los activos de la empresa: ventas, clientes, personal…

Como primera medida: Un tirón de orejas a todos aquellos que se dedican al desarrollo de software de gestión, y que siguen considerando que lo importante en un programa, es que funcione correctamente, mientras que el hecho de que sea estético y cercano al usuario, ni se lo plantean, o lo hacen muy por encima –simplemente para cubrir el expediente–.

Quizás, al leer esto, te parezca descabellado e inusual que un programa de gestión hecho a medida de una empresa, y que cuesta “una pasta”, carezca del nivel estético y de confort que requeriría el diseño de su interfaz de usuario, pero te sorprendería la cantidad de ellos que se sirven en el mercado con esas deficiencias.

¿El problema?, ya lo comentábamos en el artículos sobre el diseño Web, la dualidad disciplinar entre informáticos y diseñadores. Por eso, a estas alturas, una empresa de desarrollo de software que se precie, debe disponer en su plantilla, de personal especializado en ambas facetas, de lo contrario seguirá saliendo al mercado productos bastos, feos y enladrillados, por muy funcionales que sean técnicamente.
Para facilitar la tarea, haremos una esquematización, de aquellos aspectos y características fundamentales que requiere un buen diseño de la interfaz de usuario, es decir la parte del programa que el usuario ve, trabaja e interrelaciona con el código.

Vaya por delante, que los puntos a los que nos referiremos a continuación, tratarán exclusivamente del aspecto diseño, no de la funcionalidad del desarrollo de la aplicación informática, la que a priori, vamos a considerar como correcta y optimizada.

Te mostramos un resumen de las partes en las que se compone un proyecto de desarrollo, y de ellas, las que están destinadas al diseño de la interfaz. Fíjate que al mismo nivel que el desarrollo propiamente dicho, aparece el diseño base para la interfaz del programa, lo que llamamos contenedor corporativo.

 

El diseño web en los programas de gestión

El Contenedor Corporativo, sería el recipiente base, es decir, la MasterPage o página principal, que contendrá todas las funcionalidades, bajo un entorno común para todo el programa. Esta parte es fundamental por dos razones:

  • Por un lado tiene que mostrar -en la medida de lo posible- la identidad corporativa de la empresa (colores, estilo, logotipo, etc.)
  • Y por otro, ha de materializar todas las características pedagógicas y de acercamiento al usuario en cuanto a experiencia de usabilidad del mismo se refiere.

En esta fase del proyecto, el departamento de marketing/diseño juega su mejor baza. Se determina la estructura general, lo que conlleva el diseño de la estructura: cabecera, menú  funcional, cuerpo como contenedor, secciones, pie, etc.

Para este diseño/desarrollo estructural, nuestro consejo es que utilices HTML5, a fin de  aprovechar la usabilidad en los navegadores más utilizados: Google Chrome, Internet Explorer, Mozilla Firefox, Safari y Opera.

Este es el momento también de diseñar el estilo corporativo general mediante los correspondientes ficheros CSS3.

Una buena planificación y diseño del estilo mediante skins, temas, hojas de estilo, etc. le será de muchísima utilidad al departamento de desarrollo, que solo tendrá que ocuparse de la capa de código. El resultado final, ha de quedar como si de un armario empotrado se tratase: un montón de cajones, estantes y huecos vacíos (la parte estructural), a la espera de ser rellenados de código y programación.

Tampoco podemos olvidarnos que, como en cualquier fase de diseño, es muy importante que los usuarios “tengan algo que decir” al respecto de cómo quedará el Contenedor Corporativo. Al fin y al cabo son ellos quienes pasarán un montón de horas trabajando con el programa que vamos a desarrollar.

Para ello, aconsejamos:

  • Construir una maqueta con una muestra lo más aproximada posible de cómo será la funcionalidad futura, o sea, un escaparate, una fachada hueca sin código detrás.
  • Una pequeña encuesta a los usuarios con unos sencillos ítems que respondan a su experiencia de usabilidad con la maqueta

Debido a su gran relevancia futura, a la hora de diseñar la maqueta, no debes escatimar esfuerzos. Nosotros sugerimos que se haga en tres fases:

  • Unos “stories” o borradores hecho a mano
  • Posteriormente, pasar esos borradores a sendos ficheros gráficos, que se puede hacer, por ejemplo, con una herramienta como Photoshop
  • Materializar físicamente la maqueta con etiquetas HTML

Respecto a la encuesta, sumando los resultados de la misma, a nuestras propias recetas de usabilidad, navegabilidad y funcionalidad, pondremos en valor los parámetros necesarios para crear un entorno funcional y amigable, que suponga una magnífica experiencia para el usuario.

Ejemplo de encuesta, para un hipotético programa denominado GestPrueba:

 

El diseño web en los programas de gestión

 

Si el resultado de la encuesta es negativo, habrá que plantearse hacer otra maqueta, mostrarla al cliente/usuarios y volver a realizar la encuesta.

Como decíamos, es en esta fase del proyecto, en la que los departamentos técnico y de marketing/diseño han  de aunar criterios para obtener un óptimo resultado.

En el próximo post de esta serie sobre el diseño web en programas de gestión, vamos a desarrollar más a fondo Las Reglas del buen diseño en una interfaz de usuario

¿Qué os ha parecido este post? ¿Os queda alguna duda? ¿Os habéis tenido alguna vez que enfrentar a programas de gestión que os han vuelto locos?

¿Cómo miden los programas la velocidad de conexión de la ADSL?

¿Cómo miden los programas la velocidad de conexión de la ADSL?

Para medir la velocidad de la conexión ADSL de tu ordenador, los programas medidores realizan dos tareas, una para comprobar la velocidad de bajada (download), es decir, lo que descargamos desde Internet a nuestro ordenador, y otra para la subida (upload), que es lo que sale desde nuestro ordenador hacia Internet. Y esto ocurre porque en nuestro país, la conexión ADSL es asimétrica, es decir que no coinciden las velocidades en ambos sentidos. De ahí su nombre: Línea de abonado digital asimétrica, (en inglés Asymmetric Digital Subscriber Line).

Para llevar a cabo la primera tarea, el medidor procede a la descarga de una gran cantidad de datos desde los servidores de que disponen, midiendo el tiempo que tarda en recibirlos nuestro ordenador. Con este dato sabremos la velocidad de bajada (download). Evidentemente, cuanto más rápida sea la conexión, menos tiempo tardará en recibirlos.

Tras descargar los datos, automáticamente después, se procede a materializar la segunda tarea que consiste en que el navegador empieza a enviar los datos recibidos, de vuelta al servidor, midiéndose de nuevo el tiempo que tarda en completarse la tarea.

Lo normal en las conexiones ADSL que nos ofrecen, es que la velocidad de bajada sea mucho mayor que la de subida. Tal es así, que podemos encontrarnos por ejemplo, bajadas de 10 Mbps (Mega bits por segundo) y subidas de menos de 1Mbps.

Para realizar estas tareas, los programas medidores utilizan generalmente de forma automática los protocolos HTTP y TCP. El primero es el utilizado para navegues en Internet y puedas acceder a páginas web. La medición por HTTP es más fácil de realizar, pero es propensa a errores, sobre cuando se trata de velocidades muy altas.

El protocolo TCP por el contrario, permite realizar mediciones más fiables, aunque tiene el hándicap de no funcionar con todas las conexiones, sobre todo cuando tienes cortafuegos funcionando en tu equipo o en tu salida a Internet.

Evidentemente, los programas medidores elegirán, de forma automática, el protocolo que deberán usar para uno u otro caso.

Por regla general, los servidores que emplean estos programas para medir las conexiones cuentan con un ancho de banda muy potente, de forma que puedan medir tu conexión y la de otros usuarios de forma simultánea. Y suelen formar parte de proyectos con los operadores de telefonía más importantes como Movistar, Orange, Vodafone, Telecable, Jazztel, etc.

Por último, te daré 3 consejitos para conseguir el máximo de fiabilidad en la medición cuando hagas correr alguno de estos programas:

  1. Cierra todos los programas abiertos, y todas las pestañas del navegador excepto la del medidor
  2. Siempre que puedas, conéctate vía cable, ya que por WiFi podrás encontrar  interferencias y no será tan estable
  3. Asegúrate de que no haya otro utilizando tu conexión mientras realizas el test, porque está consumiendo ancho de banda y el resultado no será fiable
Sencillos consejos para el mantenimiento de tu ordenador

Sencillos consejos para el mantenimiento de tu ordenador

Comenzamos una sección dedicada al mantenimiento de equipos y sistemas: de hardware en general.

Pero ¿que es el hardware? te preguntarás, y su definición más convencional : “El hardware es un conjunto de elementos físicos o materiales que constituyen una computadora o un sistema informático.

Y otra más sencilla, que nos puede valer: hardware es todo lo que podemos tocar en el equipo. El teclado, los cables, el equipo mismo, todas sus piezas interiores, etc.

El mantenimiento del hardware (como hemos dicho, la parte física de nuestros equipos) es algo que solemos abandonar un poco, dejarlo de lado, porque no nos parece importante. Muy al contrario el mal estado del hardware puede ser un gran factor en el rendimiento del equipo llegando incluso a estropear el sistema si se descuida mucho.

¿Cómo se cuida el hardware?

En este y los siguientes post, comentaremos algunas ideas  que pueden serte de gran ayuda. Una pequeña guía de cómo mantener tu equipo. Y para ello vamos a dividirla en:

  • Equipos convencionales (torres o semiitorres con su teclado, ratón, etc.),
  • Portátiles, y como no,
  • Tablet/Smartphone

Dentro de cada categoría te ofreceremos una serie de consejos, que te pueden ser válidos, tanto si eres un usuario normal, como si estás más avanzado en esto de las tecnologías. Go!

Equipos convencionales

En este grupo contemplamos todos los equipos compuestos por la CPU, da igual su forma, torre, semitorre, integrados, custom…

Lo primero:

guardar los manuales y los cd’s de drivers que vienen con el equipo, esto es muy útil porque si hace falta cambiar la memoria o algún componente, es ahí donde puedes encontrar la información sobre el modelo que hace falta.

Colocación del equipo

Donde coloques el equipo también es muy importante. ¿Por qué? Pues porque todos los equipos tienen varias salidas de aire, algunas se encuentran en la parte de atrás, y otras las tienen en uno de los lados. Por lo tanto, si colocas el equipo de tal manera que estas salidas queden tapadas aunque sea parcialmente, estarás impidiendo que el equipo se refresque, al no dejar que le entre aire para enfriar las partes más sensibles, sus componentes, pudiendo provocar un calentón y contribuimos a que se recaliente, si la temperatura de un procesador alcanza una temperatura  entre los 70 a 100 grados Celsius (dependiendo de su BIOS) el equipo se apaga para protegerse.

También es importante donde esté situado el equipo por el polvo , los ordenadores suelen aspirar mucho polvo el cual se acumula entre otras partes en los ventiladores y en los disipadores de calor , cuando hay mucha acumulación se forma una capa que impide el flujo del aire con lo cual volvemos a lo del recalentamiento ( El polvo junto con la avería de los ventiladores es la causa principal del calentamiento de un equipo antiguo ) , con lo cual si situamos el equipo en una zona donde potencialmente haya mucho polvo estaremos facilitando el que se recaliente .

Por último, hay que evitar, si se puede,  poner su equipo al lado de una fuente de calor (radiador, luz solar directa, etc.), puesto que ya se recalienta el equipo solo bastante sin necesidad de ayudarle.

Consejo  Avanzado 

Para limpiar tu equipo de polvo basta con, una vez apagado y desenchufado,  desatornillar una de las tapas laterales (o si tu equipo tiene alguna forma de abrirse especial, consultarlo en su manual o en internet) y limpiar el polvo, ya sea con un aspirador a baja potencia, con un trapito o incluso con unas pinzas para sacar el polvo incrustado en los ventiladores y disipadores.

Teclado

El polvo también se acumula en el teclado, esto es fácil de limpiar con un aspirador, una escobilla, etc.

Ratón

Si todavía tienes un ratón de bola, has de saber que donde va alojada la bola tiene unas guías que cogen polvo también disminuyendo su rendimiento, esto es tan fácil como sacar la bola por debajo y rascar el polvo adherido a las ruedecitas que guían la bola.

Los ratones ópticos siempre funcionaran mejor si lo que tiene debajo es de un color uniforme (blanco preferiblemente) que si tienen una alfombrilla con dibujos.

Cables

Otra cosa útil es mantener los cables unidos para evitar que se llene todo de cables enredados unos con otros, hay rollos especiales para unir cables o se puede hacer con celofán o con cinchas si se quiere.

Discos Duros

Los discos duros de los equipos son elementos delicados, por lo cual debemos evitar darles golpes directos al equipo o moverlos muy bruscamente (menos aun si están en funcionamiento) ya que podemos dañarlos con facilidad, tampoco debemos dejar imanes potentes cerca o encima del equipo ya que pueden dañar el disco duro también .

Toma de energía

Por último, uno de los principales motivos de malfuncionamiento en las fuentes de alimentación y en los discos duros son las subidas de tensión  o los apagones, esto se puede evitar con un Sistema de alimentación ininterrumpida (S.A.I.) o incluso con regletas que tengan una protección contra subidas de tensión.

En el siguiente post, trataremos el mantenimiento de los portátiles. 

Derechos de imagen:Diseñado por Freepik

¡Clic!

¡Clic!

¿Hacer clic, cliquear o clicar?

A menudo me preguntan ¿Qué verbo conjuga la acción de hacer “clic” sobre el ratón del ordenador?, y en algunas ocasiones, veo horrorizado como se emplean todo tipo de “palabros raros” para hacer referencia a dicha acción: clickar, clickear, etc.

¿No te ha pasado nunca?

Pues bien, en primer lugar, has de tener en cuenta que “click” no es, sino la grafía anglosajona de la palabra “clic” española, por lo que, cualquier forma lingüística que parta de esa raíz (click), será incorrecta en nuestra lengua. Por lo tanto, una vez, eliminado de nuestra mente ese anglicismo, veremos con más detalle nuestra palabra “clic”.

Según la R.A.E. (Real Academia Española), “clic” es la “onomatopeya usada para reproducir ciertos sonidos, y entre otras cosas, la “Pulsación que se hace en alguno de los botones del ratón de un ordenador para dar una instrucción tras haber señalado un link, botón, imagen, icono, o cualquier otro elemento activo en la pantalla”.  Esta descripción, dio lugar a la utilización de la locución “hacer clic” (del verbo “hacer” y la onomatopeya “clic”), para hacer referencia a la acción de pulsar alguno de los botones del ratón.

Pero la cosa no quedó ahí, y como la evolución de la lengua ha de ir siempre en consonancia con lo popular, pronto se incorporaron los verbos “clicar” y “cliquear” a nuestra gramática. Hecho que recogen varios diccionarios de lengua hispana, si bien, no de forma definitiva –aún– en el diccionario de la Real Academia Española.

En Latinoamérica, se utiliza más “cliquear“. Parece que se prefiere a “clicar”. En España, aunque también se utiliza, es menos común, y se prefiere éste último.

La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, en la cual ambas palabras significan “en informática, pulsar las teclas del ratón del ordenador”. Del mismo modo, la citada enciclopedia, indica que son voces no admitidas por la Real Academia Española, la cual recomienda sustituirlas por la locución “hacer clic”.

Según el Instituto de Verbología Hispánica, “clicar” es el infinitivo con referencia nº 26037 de su base de datos, y “cliquear”  es el infinitivo con referencia nº 26051.

Para no alargar demasiado este post, te especificaré solo la Conjugabilidad del primero: “Clicar

  • Verbo de flexión semirregular (cliquear es regular, y se conjuga como el verbo amar)
  • Modelo de flexión (forma de conjugar), igual que el verbo “sacar
  • Modelo de tildación, igual que el modelo de flexión
  • Tipo de usualidad, Verbo de uso reducido o restringido, con dos o más significados muy distintos (variétimos)

Como se indica, el modelo de flexión es similar al del verbo “sacar”, por lo que sus tiempos primitivos se conjugarán de la siguiente forma:

Modo indicativo

  • Presente -> clico
  • Pretérito -> cliqué
  • Futuro -> clicaré

Modo subjuntivo

  • Presente -> clique
  • Pretérito -> clicara/se
  • Futuro -> clicare

Imperativo

  • clica tú /clique usted
  • clicad vosotros/cliquen ustedes

Infinitivo

  • simple -> clicar
  • compuesto -> haber clicado

Gerundio

  • simple -> clicando
  • compuesto -> habiendo clicado

Participio           

  • simple -> clicado
  • compuesto -> no se conjuga

Te recuerdo, que si utilizas el verbo “cliquear”, la forma de conjugar es idéntica a la del verbo “amar

Pues bien, puedes estar tranquilo, ya tienes suficiente información y puedes usar correctamente “Clicar,”cliquear, y “hacer clic.

No olvides, que  si utilizas “clickear”, o cualquier otra palabra constituida con la raiz “click“, para referirte a la acción de pulsar alguno de los botones del ratón, estarás cometiendo un error ortográfico.

¿Problemas con tu wifi?

¿Problemas con tu wifi?

La calidad de una conexión inalámbrica en el interior de una vivienda u oficina depende de múltiples factores que pueden reducir drásticamente su nivel, hasta provocar reducciones considerables de velocidad y cortes que pueden llegar a hacer la comunicación totalmente insostenible.

Una forma sencilla de ver la calidad de una señal y lo que se deteriora en determinados puntos, es comprobar la velocidad de transferencia en diferentes lugares próximos y alejados del router mediante una sencilla APP de tu smartphone como por ejemplo, “Speed Test”.

Uno de los factores que influye en la reducción de la potencia es el número de paredes o forjados que tiene que atravesar la señal para llegar desde el punto de acceso, habitualmente incluido en el interior del router que nos suministra el proveedor (Telefónica, Vodafone, Ono, etc), hasta los equipos que la van a recibir.

Debes intentar colocar el router inalámbrico en un punto tal que si trazas una línea recta entre éste y los ordenadores con los que se va a conectar, dicha línea atraviese el menor número de paredes y forjados y lo haga de la forma más perpendicular posible.

Otro elemento importante en la degradación de la señal son los obstáculos que ésta encuentre en las estancias por las que viaja. Elementos como espejos o superficies metálicas principalmente lisas provocan rebotes de señal que disminuyen la potencia de la emisión principal de forma considerable.

Pero sin duda, lo que más influye en la reducción de la señal wifi son todo tipo de equipos inalámbricos que trabajan en la misma banda de frecuencias que nuestro router (la más usada es la de 2,4 GHz).

De entre éstos equipos, los que más afectan, sobre todo en viviendas, son el resto de routers de nuestros vecinos configurados para trabajar en el mismo canal y que podemos tener justo al otro lado de la pared, del techo o del suelo, de forma que entre nuestro router y los de los demás tan sólo hay unos metros de distancia y una pared o forjado entre medias.

Wifi

Las bandas de frecuencias de wifi están divididas en 13 canales de un ancho de banda determinado. Es como si tuviéramos una autopista con 13 carriles por cada sentido y sin que los coches (señal wifi) se puedan cambiar de carril. Imaginemos que los carriles están separados por muros de hormigón. Cuando instalamos un router le asignamos uno de esos 13 canales y, a partir de ahí, la señal siempre circulará por esa vía sin mezclarse con la del resto de canales. Por defecto, habitualmente los instaladores dejan nuestros routers y los de nuestros vecinos asociados al canal 1 y ahí tenemos el principal problema.

Si próximo a tu router tienes otros de tus vecinos asociados al mismo canal, se producen interferencias entre ellos, de forma que la señal se degrada hasta hacer la comunicación prácticamente insostenible. Es como si pretendiéramos hacer pasar todos los coches (señal wifi) por el mismo carril teniendo los otros desocupados.

¿Y que podemos hacer para resolver este problema? Pues muy sencillo, configurar tu router en un canal al que no estén asociados otros routers próximos al tuyo o a tus ordenadores y equipos inalámbricos (portátiles, smarphones,…) Para ello lo que necesitas es conocer qué puntos de acceso tienes próximos al tuyo y en que canales emiten. Esto lo puedes hacer instalando en tu ordenador o teléfono móvil android una APP como “Meraki Wifi Stumbler”, “NetStumbler” o similar. Son gratuitas.

Al ejecutarla te aparecerán las redes que tienes alrededor y los canales por los que emiten. Identificas la tuya. Si pones el móvil próximo al router, será seguramente la que más señal marque en el móvil. Nos podemos asegurar apagado el router y comprobando que ésta desaparece.

wifi2

Si ves que el canal por el que emite tu router inalámbrico es el mismo que el que usan otros próximos, debes cambiarlo por otro alejado de éste y que no esté ocupado. Si otros routers tienen asociado el canal 1 o próximos, elige por ejemplo el 11 y configura  de nuevo el tuyo con este canal.

Como cambiar el canal, deberá venir detallado en el manual de instalación del router. En cualquier caso, una vez que dispones del usuario y contraseña de acceso al mismo y dado que la inmensa mayoría de los routers tienen asociada la IP local 192.168.1.1 o a veces la 192.168.0.1, puedes probar tecleando una de estas direcciones IPs en el navegador (Explorer, Chrome, FireFox, Opera,..etc). Si es la IP de nuestro router, aparecerá una ventana solicitando usuario y contraseña.

Una vez que consigas entrar en la web interna de configuración del router, en general, en la mayoría de ellos encontrarás una opción que hace referencia a “Wireless”. En las sub-opciones de ésta podrás  localizar el canal asociado así como la forma de cambiarlo.

Existen igualmente muchos otros equipos inalámbricos que trabajan en las bandas de frecuencia de wifi o muy próximas a ellas como teléfonos o emisores y receptores de TV que pueden afectar igualmente la calidad de la señal pero que no podemos detectar con los medios descritos anteriormente. Si sospechamos que pueden afectar a tu señal wifi, puedes realizar las pruebas de velocidad descritas anteriormente con dichos elementos conectados y desconectados para comprobar si existe, o no, algún tipo de interferencia.