VIMEO VS YOUTUBE ¿Con cuál me quedo?

VIMEO VS YOUTUBE ¿Con cuál me quedo?

Vimeo y Youtube, las dos plataformas de vídeo en Internet más importantes y famosas. Pero como todos los rivales, cada una tiene sus ventajas y desventajas ¿las vemos?

Cada vez los vídeos van ganando terreno a cualquier forma de comunicación escrita y aunque es cierto que aún les queda camino por recorrer, los videos en Internet hace tiempo que son más que una realidad y además se han convertido en una opción publicitaria importante a tener en cuenta. Ahora bien, ya hemos decidido que queremos vídeos en nuestro plan de marketing, pero ¿Qué plataforma utilizamos? Las dos más conocidas: Vimeo y Youtube, eso casi todos los sabemos, pero ¿Qué ventajas tiene una frente a la otra?

YOUTUBEejemplo-interfaz-youtube

Supongo que era inevitable empezar por ella. Youtube es la mayor plataforma web de almacenamiento de vídeos. Fundada el 14 de febrero de 2005 en California por Chad Hurley, Steve Chen y Jawed Karim, sube 72 horas de vídeo de todo tipo, cada minuto por día.

Veamos uno a uno los pros y contras de esta gran Red.

Pros:

  • Alcance: con aproximadamente 450 millones de usuarios a nivel mundial y siendo propiedad del grandísimo Google, las probabilidades de que se vea tu vídeo aumentan exponencialmente.
  • Gratis: el coste de crearte una cuenta es así, cero.
  • Almacenamiento: puedes cargar vídeos de forma ilimitada
  • Personalización: siempre puedes darle un toque personal a tu canal, aunque es cierto que la imagen de Youtube se mantiene presente y puede dejar en un segundo plano tu logo o imagen.

Contras:

  • Calidad: la gran cantidad y variedad de vídeos que se suben constantemente hacen que la calidad disminuya mucho, además de que el usuario puede despistarse fácilmente.
  • La publicidad: puede resultar muy molesto tener publicidad en todos los vídeos.
  • Insight: su herramienta de análisis puede resultar bastante limitada.

VIMEO:ejemplo-interfaz-vimeo

Esta red de almacenamientos de vídeos como Youtube, fue creada en 2004 por Zach Klein y Jakob Lodwick. Su principal objetivo es la difusión de contenido creativo y de autoría propia y cualquier vídeo que no cumpla con estas características está prohibido.

Pros:

  • Buena reputación: calidad y personalización que le da un plus a la presencia en esta red.
  • Vimeo Pro: sí, es de pago, pero a cambio logras un proceso de subida y visionado que requiere menos ancho de banda.
  • Publicidad: se puede desactivar para que el único protagonista sean los vídeos.
  • Su comunidad: puedes crear tus propios contenidos, unirte a grupos u organizarlo todo en carpetas.
  • Personalización completa: puedes incluir tu propio logo y la marca en el reproductor.
  • Estadístcas: Mejor paquete de análisis de datos.

Contras:

  • Su gran contra es que no es Youtube y de momento tiene menos de 17 millones de visitantes únicos, lo que supone menos tráfico y que los buscadores lo pasen de largo.
  • Sus mejores ventajas son de pago.

Como resumen, está claro que el mayor referente actualmente de vídeos en Internet es Youtube, además de que el coste de una estrategia de marketing con él es mucho menor, es decir hará mucho bien a nuestro presupuesto. Eso sí, si contamos con dinero, queremos priorizar nuestra marca y queremos demostrar la calidad de nuestros vídeos igual arriesgarte con Vimeo puede ser una buena decisión.

No podemos decir por ti, eso está claro, además de que hay que tener en cuenta otras variables, como el tipo de negocio, la cantidad de vídeos que queremos compartir, es decir, un amplio abanico de opciones. Por nuestra parte solo esperamos haberte ayudado, al menos, a tener algo más claro para que es mejor cada red y desearte ¡mucha suerte en tu andadura por el mundo del vídeo en la Red! 

Ya sabes que estamos disponibles para resolver cualquier duda que nos plantes o cualquier problema concreto que se te presente ¿todo claro? ¿Cómo fue tu decisión entre estas redes? ¿Qué tal el resultado?

El diseño web en los programas de gestión #2

Las reglas del buen diseño web en los programas de gestión

La semana pasada empezamos esta serie sobre el diseño web en los programas, como prometimos hoy volvemos con la segunda parte, en la que analizamos en profundidad las reglas de un buen diseño web, ¿preparados?

Cumple con la regla de oro y haz un diseño web “FUN”: (funcionalidad-usabilidad-navegabilidad)

Por encima de todo, están estos sencillos y a la vez magistrales principios que harán que tu trabajo con el programa, se convierta en una experiencia positiva.

Que un sitio web sea navegable, permite al usuario moverse por su estructura e identificar las diferentes secciones y contenidos de una forma sencilla, a la vez que intuitiva, con menús simples pero bien estructurados. Sin perderse.

Un programa tendrá un diseño web funcional, cuando el usuario pueda llevar a cabo un proceso concreto de forma clara, rápida y accesible, sin rodeos innecesarios, ni trampas. Si grabar el registro de un cliente, por ejemplo,  se puede hacer en dos pasos de forma segura y práctica, no obliguemos al usuario a realizar  5 pasos para alcanzar el mismo objetivo.

Por último no nos olvidemos de la usabilidad. El uso de los diferentes procesos, deben ser una buena experiencia para el usuario, para ello hay que facilitarle la vida: Usar colores que no alteren y cansen la vista; evitar procesos que impliquen periodos largos de espera; Permitir una interacción adecuada para evitar por ejemplo errores involuntarios; Conseguir que el usuario alcance un óptimo manejo del programa en el menor tiempo posible, etc.

Se coherente con el espacio y la composición estructural

En aras de la usabilidad, y aunque no pretendemos que tu interfaz se convierta en una obra de arte con estudios de ritmos y leyes de la sección dorada, si es importante que seas coherente en tu composición del contenedor corporativo.

En este aspecto, analizaremos unas cuantas características reseñables, partiendo de la base que el contenedor corporativo, está a su vez dentro de otro contenedor: el propio navegador.

El navegador, está diseñado para que los contenidos se muestren “cuan grandes son” a lo alto (con su barra de scroll), destinando una franja mínima (lo más pequeña posible) para el menú de opciones, y aprovechando al máximo el ancho que está totalmente vacío, en blanco.

Es decir, el navegador da el máximo protagonismo al contenido, y reduce al mínimo la propia estructura del navegador. Por lo tanto, es lógico pensar que si el diseño web estructural del navegador se ha hecho así, por algo será ¿no te parece?

Pues aunque te parezca ilógico, hoy por hoy, todavía se hacen programas que se empeñan en no aprovechar las características del navegador, y estructuran su contendor corporativo, bajo nuestro punto de vista, de forma errónea. Veamos dos ejemplos de estructuras. El primero  con un diseño poco agraciado, y el segundo con la máxima optimización. Tú mismo podrás juzgar.

Ejemplo 1

En este ejemplo, vamos a aunar prácticamente todos los fallos posibles en los que se puede incurrir a la hora de diseñar la estructura Web de una interfaz de usuario en un programa de gestión.

 

El diseño web en los programas de gestión

 

Este sería el esquema. Pero fíjate que se corresponde punto por punto, con el volcado de pantalla del programa real que se muestra a continuación. Os podemos asegurar, que el gráfico descargado en el volcado, no ha sido alterado lo más mínimo, a excepción de los contenidos que lógicamente han sido distorsionados para no incurrir en problemas de privacidad.

 

El diseño web en los programas de gestión

 

Empecemos con los errores destacables en el contenedor corporativo del diseño web:

  • No aprovecha toda la anchura del navegador (parte azul del esquema y gris del volcado), lo que implica que los contenidos funcionales estén apelmazados, serán pequeños y cansarán la vista del usuario.
  • Estructura de caja cerrada. Este problema se suele dar en aquellos programadores que mantienen la mentalidad del interfaz para los antiguos programas de escritorio, basados en formularios. El formulario sería la caja (que contiene el cuerpo) y dispondrá lógicamente de su barra de escroll.
    Al utilizar este formato, se está redundando erróneamente la barra de escroll, ya que utiliza la de la caja y la del propio navegador.
    El formato de caja y el formato abierto del navegador son claramente incompatibles.
  • La zona destinada al menú de funciones, es vertical y ocupa una parte importante que debería pertenecer al cuerpo.
  • La cabecera tiene una altura excesiva de manera innecesaria ya que no contiene ninguna función más allá de mostrar el logotipo y el título del programa.
  • Como resumen, podemos decir que este contenedor corporativo pierde mucho espacio y desaprovecha en exceso, lo que hace que se incumpla el precepto sagrado de usabilidad.

 

Ejemplo 2

Con este segundo ejemplo, veremos como el contenedor corporativo subsana todos los errores que incurría el formato anterior. Veamos el esquema de su estructura.

 

El diseño web en los programas de gestión

 

El esquema que se muestra a continuación, se corresponde también al 100% con un programa real de gestión de vehículos:

 

El diseño web en los programas de gestión

 

Analicemos la estructura de este nuevo contenedor corporativo:

  • De primeras, ya podemos apreciar un aprovechamiento definitivo del navegador. Fíjate que la parte azul/gris se ha reducido considerablemente respecto al ejemplo anterior, lo que implica mayor espacio para el cuerpo y mayor usabilidad para el usuario.
  • La zona de menú de opciones, ocupa el mínimo espacio posible y muestra solo una pestaña (Opciones), que al ser pulsada, mediante una sencilla rutina dinámica,  abre  un contenedor oculto que contiene un menú completo. (ver la ilustración siguiente)
  • La cabecera ocupa lo justo para mostrar el logotipo y poco más
  • El diseño del cuerpo, es fluido abierto y no de caja cerrada, lo que hace totalmente funcional la barra de scroll del navegador para moverse a través del contenido
  • En resumen: este diseño optimiza al máximo el espacio permitiendo contenidos con mucha usabilidad

 

El diseño web en los programas de gestión

Para concluir este punto, vamos a sugerirte, a modo de resumen, un diseño de contenedor corporativo ideal. Evidentemente, esto es algo genérico, y a la larga, siempre tendremos que supeditarnos a las necesidades reales de cada programa, pero vale como idea base. Ahí lo dejamos.

La estética y el color del diseño web importa.

Como decíamos al principio del post, un diseño FUN, requiere de unos requisitos que provoque en el usuario del programa, una buena experiencia de su uso. Un interfaz amigable implica rotundamente en la usabilidad: experiencia, interacción, aprendizaje, etc.

¿Y qué podemos hacer para diseñar una interfaz amigable?

Parte del problema ya lo hemos resuelto diseñando un buen contenedor corporativo, pero ahora nos toca hablar del contenido, y es en esa parcela donde entra a jugar la estética y el color.

La cabecera, a estas alturas, ya se habrá ocupado de mostrar la parte corporativa de la empresa: logotipo, eslogan, etc. Pero ahora nos vamos a centrar en el contenido propiamente dicho: en el cuerpo del contenedor corporativo. Y como una imagen vale más que mil palabras, nos serviremos de nuevo de los dos ejemplos vistos anteriormente para explicarte mejor el uso del color y la estética.

El ser humano procesa la información que ve, mucho más rápido de lo que imaginamos. Si crees que lo que lees, se va procesando de forma secuencial y pareja, estás muy equivocado. El cerebro va muy por delante de la lectura de nuestras letras.

Por esa misma razón, el cerebro procesa de forma automática la relación entre los colores y  determinadas acciones.

Puedes hacer una prueba.  Toma la hoja de un periódico y dibuja un pequeño círculo de color rojo en la parte menos significativa o importante. Esté donde esté, la vista se irá irremisiblemente hacia el círculo rojo, como un aviso de atención. ¡El rojo implica atención, peligro…!

Y podemos aprovechar esas circunstancias para mejorar la experiencia del usuario con nuestro programa.

Es muy conveniente hacer uso de los colores para que el usuario identifique determinadas acciones con ellos, Botones de acción en el diseño webgeneralmente con el uso de botones de acción:

De los dos ejemplos que vimos antes, el diseño del primero de ellos es monocromático e invariablemente gris. Lo que cuesta mucho más al usuario procesar el contenido. Por el contrario, en el ejemplo nº 2, podemos ver que el contenido dispone de botones con colores verdes y azules. El usuario rápidamente asimila esos colores con acciones comunes a lo largo de todos los contenidos, lo que hará posible un mejor aprendizaje, aprovechamiento del tiempo y menos cansancio al requerir menos atención de proceso.

Nosotros no vamos a inventar ahora las acciones que suelen llevar implícitas el uso de determinados colores. Ya existen convencionalismos que lo hacen posible. Tú lo único que tienes que hacer es seguirlos.

A continuación te mostramos los más usados:

 

El diseño web en los programas de gestión

 

En el programa del ejemplo 2, los botones que permiten cambiar el contenido de un registro de la Base de Datos, y que por lo tanto implica una importante ACCIÓN, se muestran en color verde, mientras que en la parte superior, aparece otro botón que ejecuta la búsqueda de unos criterios previamente seleccionado, lo que implica la ejecución de una tarea INFORMATIVA.

Una acción que implicara, por ejemplo el borrado de un registro de la Base de Datos, debería ser rojo, mientras que para botones o iconos de navegabilidad, movimiento u otras tareas neutras, podrían utilizarse el color gris.

Colores como el naranja o el amarillo, se suelen utilizar para acciones o tareas de AVISO o ALERTA sin la contundencia del rojo, al que se considera como ALARMA.

Hay más colores que puedes utilizar. Ahí queda tu imaginación y sentido común para utilizarlos con lógica y criterio dentro de tu interfaz de usuario.

Respecto a la estética, no cabe duda que en un programa de gestión, el contenido nos viene impuesto. No es lo mismo que cuando hablamos de un diseño publicitario. En un programa, tendremos datos tabulados, informes, botones, gráficas estadísticas…, en una palabra, poco margen para la estética y para el diseño. Aun así, siempre hay hueco para esto, y como en las acciones, los colores y la concepción espacial tienen su protagonismo.

Te voy a poner un simple ejemplo de cómo se puede emplear la estética en beneficio de la usabilidad. Imagina que nuestro programa gestiona entre otros, clientes, proveedores y usuarios, y en algún momento de la gestión se muestran los datos en estructuras  tabuladas.

Si utilizamos distintos colores para distinguir las diferentes tablas, al poco tiempo de usar el programa, el usuario tendrá una clara y rápida percepción de estar trabajando con clientes y no con proveedores, pues asociará ese colectivo al color correspondiente.

El programa real del ejemplo nº 2 que hemos seleccionado para mostrarte las bondades de un buen diseño de programa, utiliza esta técnica estética para diferenciar entre los tipos de operativa. Concretamente el menú de opciones, diferencia tres áreas: Gestión, Administración y Opciones, y a cada una le asigna un color. Gestión -> Verde; Administración -> Fucsia y Opciones -> Naranja.

Así mismo, todos los contenidos relacionados con dichas áreas, mantienen la misma convención de colores. De esta forma, el usuario reconoce sin duda alguna en que parte del proceso se encuentra y a qué área se está dedicando.

 

El diseño web en los programas de gestión

 

Y no olvides otro detalle importante para conseguir optimizar el diseño FUN: Indica siempre al usuario en donde está en cada momento. Fíjate en el gráfico anterior como la barra de título indica que el usuario se encuentra en el área de Administración, y dentro de ésta, en el proceso de Clientes.

Por último, no podemos dejar este capítulo del color y la estética sin hacer mención al estilo iconográfico. Ya hablamos un poco al respecto en el post que trataba del diseño Web.

Los iconos son representaciones gráficas que tienen la gran cualidad de ir al centro de la atención de usuario como el dardo a la diana. ¡Gran invento el de los iconos!

Y ¿Cómo podemos aprovechar estos maravillosos dibujillos en nuestros programas de gestión?, te preguntarás. Pero eso amigo/a, te lo dejamos a tu criterio. Sin embargo, sí que podemos orientarte un poquito: ¿Recuerdas lo que decíamos de los botones que ejecutan acciones?

Destacábamos las ventajas de los botones coloreados frente a los monocromáticos, pero además, si incluyen un logotipo, el resultado es aún mejor. Mira el siguiente ejemplo y juzga por ti mismo.

 

El diseño web en los programas de gestión

 

El primer botón (el clásico de toda la vida de Windows), no destaca de la importante acción que va a realizar: Borrar algo. Es exactamente igual que cualquier otro que tenga a su lado cuya acción seguramente será de grabar o de cancelar. Son tres acciones muy diferentes y por esa razón, deberían disponer al menos, de un código de atención por medio de colores que los diferenciara ¿no te parece?

Sin embargo, los siguientes botones, sitúan al usuario claramente en el contexto de la acción que puede realizar al pulsar sobre ellos, ya que el color rojo le alerta de que conlleva riesgo.

Bueno, con esto finalizamos el post, y como siempre te dejo la moraleja: “El diseño juega un papel muy importante en las interfaces de usuario, y nunca has de tomarlo a la ligera”

Por último, os recordamos que existen muchísimos recursos en Internet en forma de librerías de uso público que puedes utilizar y que seguro te vendrán fenomenal  a la hora de preparar tu diseño web para un programa  😉 y no dudes en echar un vistazo a otra de nuestras series sobre la evolución del diseño web.

Esperamos que os haya gustado esta serie sobre el diseño web en los programas y sobre todo, que os haya sido de utilidad. ¿Os queda alguna duda? ¿Alguna vez os habéis enfrentado a esa dicotomía entre diseño y pura utilidad?

El diseño web en los programas de gestión #1

Hoy volvemos al blog para retomar el tema del Diseño Web, esta vez en los programas de gestión. Anteriormente, nos centramos en tendencias del diseño Web y su evolución. De cómo la tecnología ha permitido que la creatividad ganara terreno en los yermos dominios de la RED.

 

diseño web programas de gestion portada

Como sabes, hoy por hoy, existen otras inmensas parcelas en Internet que son tan grandes o más, que este mundo corporativo. Ya habrás imaginado, que me estoy refiriendo al entorno mundo de la blogosfera, y como no, a las redes sociales como expositores públicos de contenidos. Todas ellas, vertientes que encauzan sus aguas hacia la Sociedad Digital.

Pero en este post, no voy a hablar ni del diseño de una página Web, ni de un blog. Ni siquiera de una página de Facebook. ¡No! Ha llegado el momento de tratar algo mucho menos idílico y por lo general “más espartano” en el sentido más figurativo de la palabra. Nos estamos refiriendo a los programas informáticos.
¡Programas!, cuantas veces oímos o comentamos esta palabra a lo largo del día como el más cotidiano de los términos. Todo gira a su alrededor, y sin ellos, nuestra vida sería un caos. Frases como:

– “…Que porquería de programa tengo en la oficina, funciona fatal…”
– “…Descarga ya el programa de la Renta… que se te pasa la fecha…”
– “…Para subir las fotos optimizadas, he encontrado un programa genial…”
– “…¿Conoces algún programa que me sirva de agenda?…”

Y así continuaríamos hasta aburrirnos, porque los programas, aun sin ser conscientes de ello, se han convertido en una parte fundamental de nuestro funcionamiento diario.

Obviamente, es el entorno laboral quien más uso hace de los programas informáticos, pero esto no debería servir para racanear esfuerzos a la hora de diseñarlos. Más bien al contrario. Si hacemos un cálculo y ponderamos la cantidad de horas que estamos delante del ordenador trabajando sobre un programa informático de gestión o administración de la empresa, llegarás a la conclusión de que un entorno amigable haría que esas horas, se llevasen mejor ¿no te parece?

Quizás, a estas alturas del post, te estarás preguntando ¿Y qué tiene que ver el diseño Web con un programa de gestión?
¡Pues mucho, la verdad!

Los programas informáticos llevan facilitándonos la gestión de nuestras empresas, probablemente, desde antes que nacieras. Por lo tanto, antes también del apogeo del entorno Web.Por aquel entonces, cuando aún la Sociedad Digital no era más que una utopía, la diferencia respecto a los programas actuales radicaba en el entorno sobre el que funcionaban, que no era otro que el propio ordenador o como mucho el de un servidor de la RED de área local de la empresa. Sin entrar en detalles que se alejen del objetivo de este post, diremos que estos programas se denominaban de “Escritorio”.

Sin embargo, en la actualidad, los programas de escritorio han sido casi-absolutamente desterrados por los que corren bajo entorno Web y todos sus protocolos de comunicación basados en TCP-IP.
Como decimos, no entraremos en más detalles técnicos, simplemente resumirte, diciendo que los programas informáticos ahora, son tan páginas Web como la que más. Y por esa razón, le dedicaremos un capítulo especial a su diseño, que como es lógico, tendrá sus características propias, ya que el sentido de su existencia no es el de mostrar la marca al mundo, si no el de gestionar y administrar los activos de la empresa: ventas, clientes, personal…

Como primera medida: Un tirón de orejas a todos aquellos que se dedican al desarrollo de software de gestión, y que siguen considerando que lo importante en un programa, es que funcione correctamente, mientras que el hecho de que sea estético y cercano al usuario, ni se lo plantean, o lo hacen muy por encima –simplemente para cubrir el expediente–.

Quizás, al leer esto, te parezca descabellado e inusual que un programa de gestión hecho a medida de una empresa, y que cuesta “una pasta”, carezca del nivel estético y de confort que requeriría el diseño de su interfaz de usuario, pero te sorprendería la cantidad de ellos que se sirven en el mercado con esas deficiencias.

¿El problema?, ya lo comentábamos en el artículos sobre el diseño Web, la dualidad disciplinar entre informáticos y diseñadores. Por eso, a estas alturas, una empresa de desarrollo de software que se precie, debe disponer en su plantilla, de personal especializado en ambas facetas, de lo contrario seguirá saliendo al mercado productos bastos, feos y enladrillados, por muy funcionales que sean técnicamente.
Para facilitar la tarea, haremos una esquematización, de aquellos aspectos y características fundamentales que requiere un buen diseño de la interfaz de usuario, es decir la parte del programa que el usuario ve, trabaja e interrelaciona con el código.

Vaya por delante, que los puntos a los que nos referiremos a continuación, tratarán exclusivamente del aspecto diseño, no de la funcionalidad del desarrollo de la aplicación informática, la que a priori, vamos a considerar como correcta y optimizada.

Te mostramos un resumen de las partes en las que se compone un proyecto de desarrollo, y de ellas, las que están destinadas al diseño de la interfaz. Fíjate que al mismo nivel que el desarrollo propiamente dicho, aparece el diseño base para la interfaz del programa, lo que llamamos contenedor corporativo.

 

El diseño web en los programas de gestión

El Contenedor Corporativo, sería el recipiente base, es decir, la MasterPage o página principal, que contendrá todas las funcionalidades, bajo un entorno común para todo el programa. Esta parte es fundamental por dos razones:

  • Por un lado tiene que mostrar -en la medida de lo posible- la identidad corporativa de la empresa (colores, estilo, logotipo, etc.)
  • Y por otro, ha de materializar todas las características pedagógicas y de acercamiento al usuario en cuanto a experiencia de usabilidad del mismo se refiere.

En esta fase del proyecto, el departamento de marketing/diseño juega su mejor baza. Se determina la estructura general, lo que conlleva el diseño de la estructura: cabecera, menú  funcional, cuerpo como contenedor, secciones, pie, etc.

Para este diseño/desarrollo estructural, nuestro consejo es que utilices HTML5, a fin de  aprovechar la usabilidad en los navegadores más utilizados: Google Chrome, Internet Explorer, Mozilla Firefox, Safari y Opera.

Este es el momento también de diseñar el estilo corporativo general mediante los correspondientes ficheros CSS3.

Una buena planificación y diseño del estilo mediante skins, temas, hojas de estilo, etc. le será de muchísima utilidad al departamento de desarrollo, que solo tendrá que ocuparse de la capa de código. El resultado final, ha de quedar como si de un armario empotrado se tratase: un montón de cajones, estantes y huecos vacíos (la parte estructural), a la espera de ser rellenados de código y programación.

Tampoco podemos olvidarnos que, como en cualquier fase de diseño, es muy importante que los usuarios “tengan algo que decir” al respecto de cómo quedará el Contenedor Corporativo. Al fin y al cabo son ellos quienes pasarán un montón de horas trabajando con el programa que vamos a desarrollar.

Para ello, aconsejamos:

  • Construir una maqueta con una muestra lo más aproximada posible de cómo será la funcionalidad futura, o sea, un escaparate, una fachada hueca sin código detrás.
  • Una pequeña encuesta a los usuarios con unos sencillos ítems que respondan a su experiencia de usabilidad con la maqueta

Debido a su gran relevancia futura, a la hora de diseñar la maqueta, no debes escatimar esfuerzos. Nosotros sugerimos que se haga en tres fases:

  • Unos “stories” o borradores hecho a mano
  • Posteriormente, pasar esos borradores a sendos ficheros gráficos, que se puede hacer, por ejemplo, con una herramienta como Photoshop
  • Materializar físicamente la maqueta con etiquetas HTML

Respecto a la encuesta, sumando los resultados de la misma, a nuestras propias recetas de usabilidad, navegabilidad y funcionalidad, pondremos en valor los parámetros necesarios para crear un entorno funcional y amigable, que suponga una magnífica experiencia para el usuario.

Ejemplo de encuesta, para un hipotético programa denominado GestPrueba:

 

El diseño web en los programas de gestión

 

Si el resultado de la encuesta es negativo, habrá que plantearse hacer otra maqueta, mostrarla al cliente/usuarios y volver a realizar la encuesta.

Como decíamos, es en esta fase del proyecto, en la que los departamentos técnico y de marketing/diseño han  de aunar criterios para obtener un óptimo resultado.

En el próximo post de esta serie sobre el diseño web en programas de gestión, vamos a desarrollar más a fondo Las Reglas del buen diseño en una interfaz de usuario

¿Qué os ha parecido este post? ¿Os queda alguna duda? ¿Os habéis tenido alguna vez que enfrentar a programas de gestión que os han vuelto locos?