Cookies

Cookies

 ¿Qué son y que hacemos con las Cookies?

Las cookies son pequeños ficheros de texto que se almacenan en los navegadores web de los usuarios y guardan la información necesaria para el correcto funcionamiento de la página.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), nos dice que la L.S.S.I. (Ley de los Servicios de la Sociedad de la Información), es aplicable a cualquier tipo de archivo o dispositivo que se descarga en el equipo terminal de un usuario con la finalidad de almacenar datos que podrán ser actualizados y recuperados por la entidad responsable de su instalación. Las cookies (galletas en inglés),con su uso generalizado trae de cabeza tanto a los que ofrecemos servicios Web, como a los que recibimos dichos servicios. No sabemos si tenemos que aprobar su uso, cuando no… En fin, un verdadero lio. Con este post, pretendemos clarificar y detallar a fondo todo este maremágnum galletil.

¿Cuantos tipos de Cookies existen?

Las cookies, permiten el almacenamiento en el terminal del usuario de cantidades de datos que van de unos pocos kilobytes a varios Megabytes, y evidentemente, no todas son iguales, tampoco sirven para las mismas cosas y por lo tanto tienen distintos cometidos. Por eso la propia AEPD, realiza una clasificación de las cookies en función de una serie de categorías. Hay que tener en cuenta que una misma cookie puede estar incluida en más de una categoría.

1.- Según la entidad que gestione el equipo o dominio desde donde se envían las cookies y trate los datos que se obtengan

  • Cookies propias: Son aquéllas que se envían al equipo terminal del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el propio editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario
  • Cookies de tercero: Son aquéllas que se envían al equipo terminal del usuario desde un equipo o dominio que no es gestionado por el editor, sino por otra entidad que trata los datos obtenidos través de las cookies

2.- Según el plazo de tiempo que permanecen activadas en el equipo terminal

  • Cookies de sesión: Son un tipo de cookies diseñadas para recabar y almacenar datos mientras el usuario accede a una página web. Se suelen emplear para almacenar información que solo interesa conservar para la prestación del servicio solicitado por el usuario en una sola ocasión (p.e. una lista de productos adquiridos)
  • Cookies persistentes: Son un tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidos y tratados durante un periodo definido por el responsable de la cookie, y que puede ir de unos minutos a varios años

3.- Según la finalidad para la que se traten los datos obtenidos a través de las cookies

  • Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales
  • Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.
  • Cookies de análisis: Son aquéllas que permiten al responsable de las mismas, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que están vinculadas. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, aplicaciones y plataformas, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio
  • Cookies publicitarias: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado en base a criterios como el contenido editado o la frecuencia en la que se muestran los anuncios
  • Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Te pondré un ejemplo para aclararte, tú visitas una tienda online de ropa, y te conviertes en Usuario, el propietario de la Web, será el editor, y otros cuantos intervinientes: Google, Facebook, Twitter, etc., serán  gestores de cookies que utilizarán esa información para estadísticas, personalización de contenidos, etc. Para concluir, La LSSI, impone mediante la normativa del uso de Cookies dos medidas de obligado cumplimiento: el deber de información por parte del editor y la obtención del consentimiento por parte del usuario. ¡Y ahora vamos al meollo del asunto!

¿Cómo puedo desactivar las cookies?

Prácticamente todos los navegadores se pueden configurar para evitar que se acepten las cookies, que te notifique su uso cada vez que recibes una, e incluso para desactivar completamente su uso. Tú tienes el control y decides que hacer con las dichosas galletas. Estos ajustes generalmente se encuentran en las ‘opciones’ o ‘Preferencias’ del menú del navegador. No obstante, recuerda que muchas cookies son necesarias para el buen funcionamiento de algunos programas, y neutralizando todas, te puedes encontrar con algún que otro disgustillo, que no se visualice la Web correctamente, o incluso que no se visualice nada…

Como configurar los navegadores más utilizados

  • Google Chrome: Configuración -> Mostrar opciones avanzadas -> Privacidad -> Configuración de contenido
  • Mozilla Firefox: Herramientas -> Opciones -> Privacidad -> Historial -> Configuración Personalizada
  • Microsoft Internet Explorer: Herramientas -> Opciones de Internet -> Privacidad -> Configuración
  • Safari: Preferencias -> Seguridad

 

Buscadores

 

Por último, si eres desarrollador, programador o simplemente diseñador de sitios Web, puede que te sea útil un ejemplo de código de inserción en la página de inicio de tu sitio Web, para cumplir con la LSSI. Este código está escrito en HTML (lenguaje de etiquetas de hipertexto), JS (Java Script) y CSS (Hojas de estilo en cascada).

Código para insertar en la Web

El siguiente código, tanto HTML, como JavaScript y CSS, ha sido extraído del blog http://www.joserodriguez.info/bloc/resolver-la-politica-de-cookies-en-tu-web/

La parte de CSS

La parte de JavaScript

La parte de HTML

 

Esto es solo una sugerencia, evidentemente tu puedes configurar tu CSS como más te guste. Espero que te haya gustado el post y… ¡Hasta la próxima!

Identidad visual #5: La tipografía

Identidad visual #5: La tipografía

3.- La tipografía

 

La tipografía es la última identidad que vamos a tratar para definir el conjunto Visual de la empresa.

Por regla general, todas estas identidades (que hemos visto a lo largo de la colección de post dedicada a la identidad visual de una empresa/marca), y alguna normas más que veremos a continuación, deberán ser reflejadas en un manual con todas las normas de identidad visual, que será de obligado cumplimiento, ya que el uso de esas normas, mostrará al mundo “qué y como es la empresa/marca” y como les ve el mundo a ellos.

La incorporación de una tipografía en la identidad visual, se puede materializar de varias formas. Puedes utilizar una fuente que ya existe, que es lo más habitual, o crear/diseñar una familia de fuente de letra nueva. Esta última opción suelen emplearla grandes empresas con un buen gabinete de diseño, pues  construir una familia de fuentes de letra, no es precisamente una tarea sencilla.

Por si no lo sabes, existen portales Web que contienen infinidad de fuentes de letra de todo tipo, creadas, en muchos casos, por diseñadores excelentes, que te permiten hacer uso de ellas con  diferentes fórmulas de derechos de uso. ¡Es muy importante seguir las indicaciones que marque el diseñador de las fuentes que vayas a utilizar!

Mala imagen daremos de nuestra marca, si utilizamos una fuente de letra sin consentimiento o sin seguir las directrices de su creador. ¿Te imaginas que un diseñador te denunciara por hacer uso indebido de su fuente de letra?

Cuando hablamos de tipografía, hay que diferenciar entre el tipo o tipos de letra que utilizaremos para crear el logotipo, y el/los que destinaremos para nuestro uso habitual de trabajo y gestión (cartas, sobres, memorandos), así como para otros usos: cartelería, mecheros, bolígrafos, camisetas, etc.

Las normas que rigen el cómo se deben utilizar estos documentos u otros usos, formarán también parte de la identidad corporativa, ¡no lo olvides!

Y te preguntarás ¿Qué tipo de letra debo elegir para mi identidad visual?

La respuesta te la dará por un lado tu creatividad (o la de tu equipo de diseño) y por otro, el sentido común.

Pongamos un ejemplo de poco sentido común. Imagínate que una empresa de asesoría jurídica utilizara un logotipo con la tipografía siguiente:

 

identidad visual - tipografía 1

 

Evidentemente, el “cante”, sería del tamaño de una catedral. Y no nos referimos al color (que obviamente también canta lo suyo), sino al tipo de letra. Esta fuente puede representar juventud, moda, ocio, diseño, etc. Pero de ninguna manera derecho, justicia, asesoría, etc.

A la hora de decidir que fuente/s de letra se pueden utilizar para el trabajo documental del día a día de tu empresa, conviene también aplicar el mismo sentido común, para hacer que no desentone en la imagen general corporativa de la empresa.

Sigamos con el mismo ejemplo. Supongamos una carta de la empresa a un cliente con la siguiente tipografía (en este caso “Comic Sans MS”)

 

identidad visual - tipografía 2

 


Mi consejo
: utiliza una fuente que sea lo más representativa posible del estilo visual de tu empresa/marca, pero siempre familias estándar, es decir que puedas usarla tú y tus empleados sin  problemas de compatibilidad.Para los bocadillos de un cómic, esta fuente “va de lujo”, pero para un despacho de abogados como que no ¿verdad?

Supón que te decides utilizar una fuente de diseño (no estándar) para tu uso diario. Instalando esa fuente en todos los ordenadores de la empresa, quedaría la cosa solucionada, incluso instalándola en tu propio portátil personal, también solucionarías buena parte del problema, pero ¿Qué ocurriría si tienes que hacer una carta o memorando en, o desde una ubicación diferente, donde no dispones de tus equipos? Menudo lío.

Para acabar con este capítulo, no puedo dejar pasar la explicación que tantas y tantas veces me han demandado sobre el significado de Serif y de Sans Serif, que no es, ni más ni menos, que una forma de clasificar las familias de fuentes de letra.

Las fuentes serif (en castellano: serifas), tienen origen en el pasado, cuando las letras se cincelaban en bloques de piedra. Como resultaba difícil asegurar que los bordes de las letras fueran rectos, los talladores desarrollaron una técnica que consistía en rematar los extremos de casi todas las letras con unos adornos típicos, a los que se denominaban “serif”.

 

identidad visual - tipografía 3

 

Fuente Serif

identidad visual - tipografía - Serif

 

Las fuentes serif incluyen todas las romanas. Son muy apropiadas para la lectura seguida de largos textos, ya que los trazos finos y los remates ayudan al ojo a fijar y seguir una línea en un conjunto de texto, facilitando la lectura rápida y evitando la monotonía. Siguen siendo las preferidas para los libros.

Poco a poco las fuentes serif han ido perdiendo terreno frente a las sans serif. Cuando son utilizadas en el  ordenador, estas últimas “ganan por goleada”, aunque siempre quedan Web o Blogs que utilizan la categoría serif para emular o recordar la tipografía de los periódicos y diarios de prensa clásicos, sobre todo en publicaciones on-line.

Como ejemplos de fuentes serif podemos citar Book Antiqua, Bookman Old Style, Courier, Courier New, Century Schoolbook, Garamond, Georgia, MS Serif, New York, Times, Times New Roman y Palatino.

 

Fuente Sans Serif

identidad visual - tipografía - SansSerif

 

Las fuentes sans serif o etruscas hacen su aparición en Inglaterra durante los años 1820 a 1830. No tienen remates en sus extremos (sin serifa), entre sus trazos gruesos y delgados no existe apenas contraste, sus vértices son rectos y sus trazos uniformes. Representan la forma natural de una letra que ha sido realizada por alguien que escribe con otra herramienta que no sea un lápiz o un pincel.

Asociados desde su inicio a la tipografía comercial, su legibilidad y durabilidad los hacían perfectos para impresiones de etiquetas, embalajes, envolturas y demás propósitos comerciales. Aunque este uso motivó que fueran despreciados por aquellos que se preocupaban por los tipos bellos y la impresión de calidad.

Las fuentes sans serif facilitan su visualización en la pantalla de un ordenador, resultando muy legibles a pequeños tamaños y bellas y limpias a tamaños grandes. Sin embargo, no están aconsejadas para textos largos, ya que resultan monótonas y difíciles de seguir.

Entre otras fuentes sans serif, se encuentran Arial, Arial Narrow, Arial Rounded MT Bold, Century Gothic, Chicago, Helvetica, Geneva, Impact, Monaco, MS Sans Serif, Tahoma, Trebuchet MS y Verdana.

Bueno amigo, con este post completamos la serie de la identidad visual de una empresa/marca. Espero que te haya gustado y te sea práctico en el futuro.

Próximamente veremos como materializar un manual con las normas de la identidad visual.

¿Te ha surgido alguna duda? ¿Te atreverías a iniciar un plan de identidad visual? ¿lo ves útil?

No dudes en contarnos tus sugerencias o dudas.

¡Hasta pronto!

“Contenido eres tú”. Ebook colaborativo para entender los Contenidos

“Contenido eres tú”. Ebook colaborativo para entender los Contenidos

En este post, os quiero animar a descargar y leer el ebook “Contenido eres tú” de Eva Sanagustín Fernández, experta en planificar y escribir contenidos para webs, newsletters, blogs.

 

¿De qué va “Contenido eres tú”?

 

Eva Sanagustín, ha reunido a 12 profesionales para escribir “Contenido eres tú”, ebook colaborativo para profundizar sobre el uso de los contenidos. En él, nos explican con acierto, cómo se utilizan los contenidos en diferentes disciplinas: comunicación, optimización para buscadores, estrategia de contenidos, branded content, transmedia, personal branding, marketing, storytelling, marketing en medios sociales, inbound marketing, branding y marketing de contenidos.

Junto a Eva, han colaborado: Cristina AcedMagali BenítezFabrizio Ferri-BenedettiAleix Gabarre,MontecarloAndrés PérezFernando de la RosaEva SnijdersDavid Soler,Pau Valdés, y Javier Velilla, firmando un capítulo cada autor.

La portada es un diseño de Noemí Medina.

El objetivo de esta obra es mostrar las diferencias y similitudes entre las diferentes maneras de usar los contenidos en la empresa.

¿Por qué descargar el ebook “Contenido eres tú”?

 

  • Aclara conceptos que están en boca de todos pero no todos conocen
  • Es práctico, explica paso a paso una forma de trabajar
  • Es real porque lo firman profesionales que se dedican a esto
  • Está centrado en contenidos, nada más y nada menos
  • Es gratis, ¿qué más se puede pedir?

 

¿Dónde conseguir “Contenido eres tú”?

 

El ebook “Contenido eres tú” está disponible en varios formatos, todos de descarga libre y directapdfepubmobi y zip con los 3 archivos.

Si lo prefieres, antes puedes mirar algunos fragmentos en el blog de la autora.

Sin duda, “Contenido eres tú”  es un magnífico trabajo, que aconsejo que leas

¡Muchísimas gracias por vuestra aportación Eva y compañía!