¿Cómo miden los programas la velocidad de conexión de la ADSL?

¿Cómo miden los programas la velocidad de conexión de la ADSL?

Para medir la velocidad de la conexión ADSL de tu ordenador, los programas medidores realizan dos tareas, una para comprobar la velocidad de bajada (download), es decir, lo que descargamos desde Internet a nuestro ordenador, y otra para la subida (upload), que es lo que sale desde nuestro ordenador hacia Internet. Y esto ocurre porque en nuestro país, la conexión ADSL es asimétrica, es decir que no coinciden las velocidades en ambos sentidos. De ahí su nombre: Línea de abonado digital asimétrica, (en inglés Asymmetric Digital Subscriber Line).

Para llevar a cabo la primera tarea, el medidor procede a la descarga de una gran cantidad de datos desde los servidores de que disponen, midiendo el tiempo que tarda en recibirlos nuestro ordenador. Con este dato sabremos la velocidad de bajada (download). Evidentemente, cuanto más rápida sea la conexión, menos tiempo tardará en recibirlos.

Tras descargar los datos, automáticamente después, se procede a materializar la segunda tarea que consiste en que el navegador empieza a enviar los datos recibidos, de vuelta al servidor, midiéndose de nuevo el tiempo que tarda en completarse la tarea.

Lo normal en las conexiones ADSL que nos ofrecen, es que la velocidad de bajada sea mucho mayor que la de subida. Tal es así, que podemos encontrarnos por ejemplo, bajadas de 10 Mbps (Mega bits por segundo) y subidas de menos de 1Mbps.

Para realizar estas tareas, los programas medidores utilizan generalmente de forma automática los protocolos HTTP y TCP. El primero es el utilizado para navegues en Internet y puedas acceder a páginas web. La medición por HTTP es más fácil de realizar, pero es propensa a errores, sobre cuando se trata de velocidades muy altas.

El protocolo TCP por el contrario, permite realizar mediciones más fiables, aunque tiene el hándicap de no funcionar con todas las conexiones, sobre todo cuando tienes cortafuegos funcionando en tu equipo o en tu salida a Internet.

Evidentemente, los programas medidores elegirán, de forma automática, el protocolo que deberán usar para uno u otro caso.

Por regla general, los servidores que emplean estos programas para medir las conexiones cuentan con un ancho de banda muy potente, de forma que puedan medir tu conexión y la de otros usuarios de forma simultánea. Y suelen formar parte de proyectos con los operadores de telefonía más importantes como Movistar, Orange, Vodafone, Telecable, Jazztel, etc.

Por último, te daré 3 consejitos para conseguir el máximo de fiabilidad en la medición cuando hagas correr alguno de estos programas:

  1. Cierra todos los programas abiertos, y todas las pestañas del navegador excepto la del medidor
  2. Siempre que puedas, conéctate vía cable, ya que por WiFi podrás encontrar  interferencias y no será tan estable
  3. Asegúrate de que no haya otro utilizando tu conexión mientras realizas el test, porque está consumiendo ancho de banda y el resultado no será fiable
Sencillos consejos para el mantenimiento de tu ordenador

Sencillos consejos para el mantenimiento de tu ordenador

Comenzamos una sección dedicada al mantenimiento de equipos y sistemas: de hardware en general.

Pero ¿que es el hardware? te preguntarás, y su definición más convencional : “El hardware es un conjunto de elementos físicos o materiales que constituyen una computadora o un sistema informático.

Y otra más sencilla, que nos puede valer: hardware es todo lo que podemos tocar en el equipo. El teclado, los cables, el equipo mismo, todas sus piezas interiores, etc.

El mantenimiento del hardware (como hemos dicho, la parte física de nuestros equipos) es algo que solemos abandonar un poco, dejarlo de lado, porque no nos parece importante. Muy al contrario el mal estado del hardware puede ser un gran factor en el rendimiento del equipo llegando incluso a estropear el sistema si se descuida mucho.

¿Cómo se cuida el hardware?

En este y los siguientes post, comentaremos algunas ideas  que pueden serte de gran ayuda. Una pequeña guía de cómo mantener tu equipo. Y para ello vamos a dividirla en:

  • Equipos convencionales (torres o semiitorres con su teclado, ratón, etc.),
  • Portátiles, y como no,
  • Tablet/Smartphone

Dentro de cada categoría te ofreceremos una serie de consejos, que te pueden ser válidos, tanto si eres un usuario normal, como si estás más avanzado en esto de las tecnologías. Go!

Equipos convencionales

En este grupo contemplamos todos los equipos compuestos por la CPU, da igual su forma, torre, semitorre, integrados, custom…

Lo primero:

guardar los manuales y los cd’s de drivers que vienen con el equipo, esto es muy útil porque si hace falta cambiar la memoria o algún componente, es ahí donde puedes encontrar la información sobre el modelo que hace falta.

Colocación del equipo

Donde coloques el equipo también es muy importante. ¿Por qué? Pues porque todos los equipos tienen varias salidas de aire, algunas se encuentran en la parte de atrás, y otras las tienen en uno de los lados. Por lo tanto, si colocas el equipo de tal manera que estas salidas queden tapadas aunque sea parcialmente, estarás impidiendo que el equipo se refresque, al no dejar que le entre aire para enfriar las partes más sensibles, sus componentes, pudiendo provocar un calentón y contribuimos a que se recaliente, si la temperatura de un procesador alcanza una temperatura  entre los 70 a 100 grados Celsius (dependiendo de su BIOS) el equipo se apaga para protegerse.

También es importante donde esté situado el equipo por el polvo , los ordenadores suelen aspirar mucho polvo el cual se acumula entre otras partes en los ventiladores y en los disipadores de calor , cuando hay mucha acumulación se forma una capa que impide el flujo del aire con lo cual volvemos a lo del recalentamiento ( El polvo junto con la avería de los ventiladores es la causa principal del calentamiento de un equipo antiguo ) , con lo cual si situamos el equipo en una zona donde potencialmente haya mucho polvo estaremos facilitando el que se recaliente .

Por último, hay que evitar, si se puede,  poner su equipo al lado de una fuente de calor (radiador, luz solar directa, etc.), puesto que ya se recalienta el equipo solo bastante sin necesidad de ayudarle.

Consejo  Avanzado 

Para limpiar tu equipo de polvo basta con, una vez apagado y desenchufado,  desatornillar una de las tapas laterales (o si tu equipo tiene alguna forma de abrirse especial, consultarlo en su manual o en internet) y limpiar el polvo, ya sea con un aspirador a baja potencia, con un trapito o incluso con unas pinzas para sacar el polvo incrustado en los ventiladores y disipadores.

Teclado

El polvo también se acumula en el teclado, esto es fácil de limpiar con un aspirador, una escobilla, etc.

Ratón

Si todavía tienes un ratón de bola, has de saber que donde va alojada la bola tiene unas guías que cogen polvo también disminuyendo su rendimiento, esto es tan fácil como sacar la bola por debajo y rascar el polvo adherido a las ruedecitas que guían la bola.

Los ratones ópticos siempre funcionaran mejor si lo que tiene debajo es de un color uniforme (blanco preferiblemente) que si tienen una alfombrilla con dibujos.

Cables

Otra cosa útil es mantener los cables unidos para evitar que se llene todo de cables enredados unos con otros, hay rollos especiales para unir cables o se puede hacer con celofán o con cinchas si se quiere.

Discos Duros

Los discos duros de los equipos son elementos delicados, por lo cual debemos evitar darles golpes directos al equipo o moverlos muy bruscamente (menos aun si están en funcionamiento) ya que podemos dañarlos con facilidad, tampoco debemos dejar imanes potentes cerca o encima del equipo ya que pueden dañar el disco duro también .

Toma de energía

Por último, uno de los principales motivos de malfuncionamiento en las fuentes de alimentación y en los discos duros son las subidas de tensión  o los apagones, esto se puede evitar con un Sistema de alimentación ininterrumpida (S.A.I.) o incluso con regletas que tengan una protección contra subidas de tensión.

En el siguiente post, trataremos el mantenimiento de los portátiles. 

Derechos de imagen:Diseñado por Freepik

Identidad visual #4: El cóctel de colores corporativos, o cómo combinar los colores

Identidad visual #4: El cóctel de colores corporativos, o cómo combinar los colores

Continuamos con la identidad visual de una marca/empresa, y con el estudio de los colores. En este post trataremos El cóctel de colores corporativos, o cómo combinar los colores…

El cóctel de colores corporativos

 

Hemos hablado de los colores corporativos como una unidad, es decir como si la imagen corporativa de una marca fuera solamente de un color, y no siempre es así. En ocasiones, los colores se combinan, bien para resaltar un texto o un gráfico sobre un fondo, o simplemente para crear una imagen que se atribuya las características de varios colores.

Cuando analizamos anteriormente el color amarillo, ya te comenté que por sí solo, este color decía poco, era poco nítido, a no ser que se utilizara un fondo contrastado que le hiciera resaltar. Del mismo modo, podría utilizarse como fondo el propio color amarillo y hacer resaltar un logo con colores como el rojo o el negro para conseguir el mejor efecto.

Otros ejemplos habituales de combinaciones de colores los tenemos con marrones y naranjas, azules y  blancos, negros y blancos, verdes y blancos, negros y amarillos, etc.

Como puedes ver, la cosa se complica. Por si no fuera poco con un solo color, ahora vemos que se pueden utilizar más de uno… Pero no te preocupes, como ya hemos dicho repetidamente, sobre colores no está dicha la última palabra, ya que entramos en el entorno creativo y artístico, donde no existen límites.

Si bien, te puedo dar unas claves, que seguramente te vendrán muy bien a la hora de elegir tu paleta cromática. Pero antes te ofreceremos una pequeña explicación de cómo se comporta el circulo cromático, tanto en la naturaleza como en la luz.

 

identidad visual - circulo_cromatico1

 

Como veremos de forma sencilla, los colores forman un círculo que va desde el amarillo (por tomar una referencia) hasta el naranja, en el sentido del movimiento de las agujas de un reloj. Según avanza, se pasa primeramente por la gama fría (verdes y azules -> Madera y Agua, según el Feng-Shui), y posteriormente se adentra en la gama cálida (magentas, rojos y anaranjados -> Tierra y Fuego), hasta llegar de nuevo al color amarillo. El negro y el blanco son acromáticos, es decir que no tienen color, y el gris es una combinación de ambos, y como estos, tampoco tiene color.

Para rellenar este círculo, la teoría del color ha partido de tres colores primarios, que son el amarillo, el carmesí y el azul (señalados en el gráfico con un 1). La mezcla de cada uno de ellos, forman los colores secundarios (señalados en el gráfico con el número 2): verde (amarillo + azul); azul violáceo (azul + carmesí); y rojo anaranjado (carmesí + amarillo).

De la combinación de los secundarios y los primarios, se obtiene los colores terciarios (señalados en el gráfico con el 3)… y así sucesivamente, hasta el infinito.

¡Si, ya lo sé! En algún libro, has leído que los colores primarios y secundarios son otros. Esto forma parte del juego y es el precio que se ha de pagar por ir con unas u otras teorías, ya que al final no dejan de ser eso: teorías. Más adelante entenderás a que me refiero.

Sí que está demostrado técnicamente al 100%, cuales son los colores luz primarios. O sea, aquellos que se reciben de cualquier fuente luminosa (el Sol, una televisión, un monitor de ordenador, el cine…). Estos son: R-Rojo, G-Verde (green) y B-Azul (blue).

Pero claro, la identidad visual de nuestra marca no se puede materializar ni imprimir solo con luz ¿verdad?, necesitamos pigmentos que pinten (manchen) de color un soporte o una superficie determinada: un papel, un lienzo, una madera, etc., para confeccionar con ellos tarjetas de visita, papel de carta,  sobres, carpetas… Con los colores luz tendremos resuelto todo lo digital: la Web, el blog, las redes sociales…, pero ¿y el resto?

Precisamente para imprimir nuestros colores en soportes materiales (no digitales), se requieren pigmentos obtenidos con productos físicos y químicos, naturales o sintetizados: tierras, metales, óxidos, etc. Y es ahí donde comienzan los problemas, porque si bien, con estos pigmentos, intentamos recrear los colores luz (que son invariables y concretos), con aquellos, nunca podemos conseguir esa invariabilidad y concreción. Sencillamente porque la naturaleza no produce identidades perfectas.

Por otro lado, la luz funciona de forma contraria a los pigmentos. Los colores luz, a partir de sus  primarios, crean el círculo cromático mediante una síntesis aditiva, es decir que mezclando (sumando)  los colores, la combinación se va aclarando y el resultado final es el blanco. Mientras que los colores pigmento, utilizan una síntesis sustractiva, o lo que es lo mismo, la suma de sus colores, van oscureciendo la mezcla hasta llegar al negro.

Un experimento muy interesante consiste en mirar fijamente una hoja con los tres colores primarios luz (es decir rojo, verde y azul) durante un rato. Al cabo de ese tiempo, sustituimos esa hoja por otra en blanco, y comprobaremos, por un efecto visual, como poco a poco se nos materializa de la nada los colores primarios pigmento: el color magenta, el cian, y el amarillo.

Estos son los colores básicos de las tintas que se usan en la mayoría de los sistemas de impresión, motivo por el cual estos colores han desplazado en la consideración de colores primarios a los tradicionales: rojo, amarillo y azul.

¡Aquí queríamos llegar! Esta es la fuente de la disparidad de criterios, Pero no pasa nada, la idea la tenemos, que es lo importante.

Los colores complementarios

Llegados a este punto de conocimiento sobre la teoría del color, no podemos obviar la importancia que tienen, en todo juego cromático, los colores complementarios.

¿Qué son los colores complementarios?

Pues ni más ni menos, los colores opuestos en el círculo cromático (fíjate en la siguiente ilustración).  Colores que se equilibran e intensifican mutuamente hasta la máxima expresión.

 

identidad visual - circulo_cromatico2

 

Cuando se yuxtaponen, se colocan uno al lado del otro, dos colores complementarios, conseguimos el mayor contraste cromático que se puede dar en e l mundo del color, ya que ambos, crean una sinergia que multiplica la intensidad de cada uno de ellos por separado. Cosa que no ocurre con ninguna otra combinación, si no, que se lo digan a Van Gogh.

 

identidad corporativa - coloresComplementarios

 

Con este ejemplo, puedes comprobar por ti mismo, cómo ambos colores al asociarse, parecen más luminosos y brillantes que cuando están separados, encuadrados en el lugar que les corresponde dentro del círculo cromático (imagen anterior), cuya sensación visual resulta más apagada.

La gama quebrada

Hay una gama tonal o conjunto de colores a los que se denomina colores quebrados, y que se obtiene de la mezcla de colores complementarios en mayor o menor acercamiento o analogía cromática, y en mayor o menor proporción de cada uno de ellos. Esta gama se caracteriza por su tendencia grisácea, pero ¡ojo! no lo debes confundir para nada con el neutro gris. Es más, un color quebrado no tendrá nada de neutro, más bien todo lo contrario, ya que son muy ricos en matices, y pueden ser muy interesante para cualquier marca relacionada con lo étnico, lo natural y terrestre. A mí personalmente, me encantan. Siento debilidad por los colores quebrados.

 

identidad visual - colores_quebrados

 

Bueno, pues ya que somos –casi– expertos en esto de los colores ¡Nos ponemos a trabajar!

Por último, para acabar el capítulo del color, ¡Recuerda! que a la hora de elegir colores para nuestra imagen corporativa, debemos pensar que valores queremos expresar y mostrar a nuestro público objetivo, y en función de dichos valores, intentar transmitirlos.

Espero que te haya gustado. Nos vemos en el próximo post: La tipografía

Ciao.