Menu

¿Problemas con tu wifi?

2 enero, 2015 - Tecnología
¿Problemas con tu wifi?

La calidad de una conexión inalámbrica en el interior de una vivienda u oficina depende de múltiples factores que pueden reducir drásticamente su nivel, hasta provocar reducciones considerables de velocidad y cortes que pueden llegar a hacer la comunicación totalmente insostenible.

Una forma sencilla de ver la calidad de una señal y lo que se deteriora en determinados puntos, es comprobar la velocidad de transferencia en diferentes lugares próximos y alejados del router mediante una sencilla APP de tu smartphone como por ejemplo, “Speed Test”.

Uno de los factores que influye en la reducción de la potencia es el número de paredes o forjados que tiene que atravesar la señal para llegar desde el punto de acceso, habitualmente incluido en el interior del router que nos suministra el proveedor (Telefónica, Vodafone, Ono, etc), hasta los equipos que la van a recibir.

Debes intentar colocar el router inalámbrico en un punto tal que si trazas una línea recta entre éste y los ordenadores con los que se va a conectar, dicha línea atraviese el menor número de paredes y forjados y lo haga de la forma más perpendicular posible.

Otro elemento importante en la degradación de la señal son los obstáculos que ésta encuentre en las estancias por las que viaja. Elementos como espejos o superficies metálicas principalmente lisas provocan rebotes de señal que disminuyen la potencia de la emisión principal de forma considerable.

Pero sin duda, lo que más influye en la reducción de la señal wifi son todo tipo de equipos inalámbricos que trabajan en la misma banda de frecuencias que nuestro router (la más usada es la de 2,4 GHz).

De entre éstos equipos, los que más afectan, sobre todo en viviendas, son el resto de routers de nuestros vecinos configurados para trabajar en el mismo canal y que podemos tener justo al otro lado de la pared, del techo o del suelo, de forma que entre nuestro router y los de los demás tan sólo hay unos metros de distancia y una pared o forjado entre medias.

Wifi

Las bandas de frecuencias de wifi están divididas en 13 canales de un ancho de banda determinado. Es como si tuviéramos una autopista con 13 carriles por cada sentido y sin que los coches (señal wifi) se puedan cambiar de carril. Imaginemos que los carriles están separados por muros de hormigón. Cuando instalamos un router le asignamos uno de esos 13 canales y, a partir de ahí, la señal siempre circulará por esa vía sin mezclarse con la del resto de canales. Por defecto, habitualmente los instaladores dejan nuestros routers y los de nuestros vecinos asociados al canal 1 y ahí tenemos el principal problema.

Si próximo a tu router tienes otros de tus vecinos asociados al mismo canal, se producen interferencias entre ellos, de forma que la señal se degrada hasta hacer la comunicación prácticamente insostenible. Es como si pretendiéramos hacer pasar todos los coches (señal wifi) por el mismo carril teniendo los otros desocupados.

¿Y que podemos hacer para resolver este problema? Pues muy sencillo, configurar tu router en un canal al que no estén asociados otros routers próximos al tuyo o a tus ordenadores y equipos inalámbricos (portátiles, smarphones,…) Para ello lo que necesitas es conocer qué puntos de acceso tienes próximos al tuyo y en que canales emiten. Esto lo puedes hacer instalando en tu ordenador o teléfono móvil android una APP como “Meraki Wifi Stumbler”, “NetStumbler” o similar. Son gratuitas.

Al ejecutarla te aparecerán las redes que tienes alrededor y los canales por los que emiten. Identificas la tuya. Si pones el móvil próximo al router, será seguramente la que más señal marque en el móvil. Nos podemos asegurar apagado el router y comprobando que ésta desaparece.

wifi2

Si ves que el canal por el que emite tu router inalámbrico es el mismo que el que usan otros próximos, debes cambiarlo por otro alejado de éste y que no esté ocupado. Si otros routers tienen asociado el canal 1 o próximos, elige por ejemplo el 11 y configura  de nuevo el tuyo con este canal.

Como cambiar el canal, deberá venir detallado en el manual de instalación del router. En cualquier caso, una vez que dispones del usuario y contraseña de acceso al mismo y dado que la inmensa mayoría de los routers tienen asociada la IP local 192.168.1.1 o a veces la 192.168.0.1, puedes probar tecleando una de estas direcciones IPs en el navegador (Explorer, Chrome, FireFox, Opera,..etc). Si es la IP de nuestro router, aparecerá una ventana solicitando usuario y contraseña.

Una vez que consigas entrar en la web interna de configuración del router, en general, en la mayoría de ellos encontrarás una opción que hace referencia a “Wireless”. En las sub-opciones de ésta podrás  localizar el canal asociado así como la forma de cambiarlo.

Existen igualmente muchos otros equipos inalámbricos que trabajan en las bandas de frecuencia de wifi o muy próximas a ellas como teléfonos o emisores y receptores de TV que pueden afectar igualmente la calidad de la señal pero que no podemos detectar con los medios descritos anteriormente. Si sospechamos que pueden afectar a tu señal wifi, puedes realizar las pruebas de velocidad descritas anteriormente con dichos elementos conectados y desconectados para comprobar si existe, o no, algún tipo de interferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *