Identidad visual #3: La gama de colores

Aunque hemos podido comprobar que el mundo del color es complejo, y ha llevado, durante mucho tiempo a artistas, filósofos, sociólogos, psicólogos, místicos, religiosos, escritores, y un largo etcétera, a estudiar su relación con el ser humano, no es menos cierto, que hoy en día se pueden atribuir a los colores –con una certeza casi absoluta– unas características básicas y elementales en relación con las  identidades visuales de las empresas, así como a la actividad comercial o empresarial a la que se dedican.

Por supuesto, la palabra final, la tiene cada uno. Yo te puedo decir que color se suele asociar a tal o cual  actividad; te puedo sugerir que gama cromática se acerca más a tu estilo de marca, a su mensaje. Pero en definitiva, serás tú quien decida si aplicas, o no, esas normas. No existe una ley en contra del gusto personal ¿verdad?

El alcance de acierto o error, a la hora de decidir la imagen corporativa de tu marca, lo determinarán  muchos factores, no solamente el visual, y al final, el tiempo dirá si mereció la pena hacer el esfuerzo creativo y si la estrategia fue correcta.

Mi consejo es que no te tomes los colores de tu imagen visual a la ligera, ya que con ella, estás dando, a tu público objetivo, mucha más información de lo que crees.

Te pondré un exagerado pero representativo ejemplo. Imagínate la imagen visual de una clínica dental cuyo color predominante fuera el bermellón, es decir, un rojo puro. Mala estrategia para su imagen, que instintivamente se podría asociar con la sangre ¿?…

Para temas infantiles suelen usarse los colores pastel, sobre todo rosa, amarillo y azul muy clarito. Imagínate una empresa de abogados cuyos colores corporativos fueran así… ¿Qué imagen de seriedad ofrecería a sus clientes?

Conclusión: ¡Piensa en tu público y en tu audiencia!

Identidad visual - gamas de colores

¿Cómo puedo elegir mis colores corporativos? That is the question

Sin pretender hacer dogma de ley, ya que como hemos podido comprobar anteriormente, sobre el tema del color nada es concluyente (“para gustos los colores” que diría el refrán), te expondré seguidamente y sin más dilación, los colores que se suelen utilizar en el diseño de logos y de identidad visual corporativa a la hora de representar los valores de las marcas.

Paleta Cálida

Rojo: Color con mucha intensidad y fuerza, que se asocia a las emociones fuertes, guerra, sangre, fuego, pasión. Es un color que atrae muchísimo la atención del consumidor. El rojo es el color del espectro cromático que el ojo humano mejor y a mayor distancia ve.

A nivel mundial, el rojo es el segundo color más usado después del azul, y no debemos olvidar que el 30% de las marcas más importantes, disponen del color rojo en su identidad visual.

Se asocia con acción, aventura, energía, pasión, fuerza, agresividad…

Ejemplos: Coca-Cola, Ray Ban, Levi´s, H&M, Toyota, etc.

Identidad corporativa - gama cálida 1

Naranja: es un color vivo, que llama la atención. Es la combinación de los colores primarios rojo y amarillo. Se relaciona con juventud, deporte, gastronomía, diversión… Transmite siempre euforia y alegría, y se asocia con marcas creativas, jóvenes y alegres.

Ejemplos: Bershka, Nickelodeon, Fanta, Orange, etc.

Identidad corporativa - gama cálida 2

Amarillo: Generalmente el amarillo es un color que se suele combinar con otros colores, como el negro o el rojo, para darle consistencia, ya que por sí solo, resulta poco nítido, lo que no quiere decir que no aporte fuerza. Como en el caso del naranja, expresa alegría y atención, y suele estar asociado a valores como felicidad, juego, calidez y optimismo.

Ejemplos: Hertz, DHL, Shell, McDonald´s, IKEA, etc.

Identidad corporativa - gama cálida 3

Marrón: Dentro de la gama cálida, el color marrón es de los más neutros y por lo tanto, menos impactantes. Por el contrario, el color marrón representa calma y relajación para la vista, pues evoca la naturaleza otoñal, lo étnico y antiguo, la tierra, madera… Al mismo tiempo, el color marrón simboliza lo sólido, simple y robusto. Estas características, hacen que lo utilicen empresas relacionadas con la seguridad, la construcción y la legalidad.

Ejemplos: McCafé, UPS, Pocock, Brown Contractors, etc.

Identidad corporativa - gama cálida 4

Rosa: Color asociado a la mujer, a la feminidad, al amor, inocencia y delicadeza. Dependiendo  de la tonalidad del color rosa utilizado, puede ser atrevido y vibrante con tonos fucsias, mientras que los tonos más claros simbolizan inocencia  y ternura, enfocados principalmente a los más pequeños.

Ejemplos: Victoria´s secret, Barbie, Cosmopolitan, Hello Kitty, Sleek, etc

Identidad corporativa - gama cálida 5

Paleta Fría

Azul: Es el color más utilizado en el diseño de logotipos. Se asocia con la confianza, la serenidad, la lealtad y la verdad, invoca autoridad, éxito y seguridad.

Generalmente el color azul se suele emplear en marcas de empresas farmacéuticas, médicas, financieras y tecnológicas. También en partidos políticos. No olvidemos que es también la preferida de los Medios Sociales.

Ejemplos: Twitter, Facebook, Intel, HP, IBM, Guillette, VISA, BBVA, etc

Identidad corporativa - gama fría 1

Verde: Color relacionado con la naturaleza. Es el color de la esperanza, renovación, equilibrio, armonía, sosiego y serenidad.

Estas características hacen que se utilice en marcas relacionadas con la salud, la ecología, la naturaleza y los alimentos frescos.

Ejemplos: Starbucks, Greenpeace, El Corte Inglés, Iberdrola, Herbalife, etc.

Identidad corporativa - gama fría 2

Morado-Violeta: Al igual que el rosa, es un color muy relacionado con la mujer pero también con la creatividad, la belleza, el misterio, la ambición y el lujo.

Al ser un color formado por el rojo (cálido) y azul (frio), utilizarlo en combinación con alguno de ellos, puede asociarse además con sus características propias.

Ejemplos: Yahoo!, Barbie, SyFy, Hallmark, Milka, etc.

Identidad corporativa - gama fría 3

Paleta Neutra

Blanco: Representación universal de la pureza. Se asocia a valores como la paz, claridad, refinamiento, simplicidad, transparencia. También se suele utilizar el blanco como texto reversible, es decir cuando el fondo donde se ubica, no puede utilizar el color corporativo.

Ejemplos: Nike, Adidas, Box, Apple, etc.

Identidad corporativa - gama neutra 1

Negro: Es un color que suele utilizarse sobre todo para logotipos por su simplicidad y fuerza. Es simplemente rotundo y poderoso.

El color negro, se asocia con el poder, seriedad, formalidad y autoridad.

Ejemplos: Burberry, Zara, Dior, Chanel, etc.

Identidad corporativa - gama neutra 2

Gris: Es el más neutro de la gama de colores. De alguna manera, recoge las atribuciones de sus padres (el negro y el blanco) y las diluye como si fuera un azucarillo en el café, produciendo un efecto de frialdad y neutralidad.

Precisamente es esa neutralidad la que le otorga una gran flexibilidad a la hora de diseñar una imagen corporativa, ya que combina genial con prácticamente todos los colores, tanto cálidos como fríos. También se utiliza como la representación del metal plateado o cromado, al crearse una combinación de colores grises.

Se asocia con sobriedad, tradición, sencillez y respetabilidad.

Ejemplos: Jaguar, Swarovski, Kikipedia, etc.

Identidad corporativa - gama neutra 3

Espero que te haya gustado.

Ahora me despido. ¡No te pierdas el siguiente post: El cóctel de colores corporativos, o como combinar los colores!

¡Clic!

¡Clic!

¿Hacer clic, cliquear o clicar?

A menudo me preguntan ¿Qué verbo conjuga la acción de hacer “clic” sobre el ratón del ordenador?, y en algunas ocasiones, veo horrorizado como se emplean todo tipo de “palabros raros” para hacer referencia a dicha acción: clickar, clickear, etc.

¿No te ha pasado nunca?

Pues bien, en primer lugar, has de tener en cuenta que “click” no es, sino la grafía anglosajona de la palabra “clic” española, por lo que, cualquier forma lingüística que parta de esa raíz (click), será incorrecta en nuestra lengua. Por lo tanto, una vez, eliminado de nuestra mente ese anglicismo, veremos con más detalle nuestra palabra “clic”.

Según la R.A.E. (Real Academia Española), “clic” es la “onomatopeya usada para reproducir ciertos sonidos, y entre otras cosas, la “Pulsación que se hace en alguno de los botones del ratón de un ordenador para dar una instrucción tras haber señalado un link, botón, imagen, icono, o cualquier otro elemento activo en la pantalla”.  Esta descripción, dio lugar a la utilización de la locución “hacer clic” (del verbo “hacer” y la onomatopeya “clic”), para hacer referencia a la acción de pulsar alguno de los botones del ratón.

Pero la cosa no quedó ahí, y como la evolución de la lengua ha de ir siempre en consonancia con lo popular, pronto se incorporaron los verbos “clicar” y “cliquear” a nuestra gramática. Hecho que recogen varios diccionarios de lengua hispana, si bien, no de forma definitiva –aún– en el diccionario de la Real Academia Española.

En Latinoamérica, se utiliza más “cliquear“. Parece que se prefiere a “clicar”. En España, aunque también se utiliza, es menos común, y se prefiere éste último.

La Enciclopedia Libre Universal en Español dispone de una lista de distribución pública, en la cual ambas palabras significan “en informática, pulsar las teclas del ratón del ordenador”. Del mismo modo, la citada enciclopedia, indica que son voces no admitidas por la Real Academia Española, la cual recomienda sustituirlas por la locución “hacer clic”.

Según el Instituto de Verbología Hispánica, “clicar” es el infinitivo con referencia nº 26037 de su base de datos, y “cliquear”  es el infinitivo con referencia nº 26051.

Para no alargar demasiado este post, te especificaré solo la Conjugabilidad del primero: “Clicar

  • Verbo de flexión semirregular (cliquear es regular, y se conjuga como el verbo amar)
  • Modelo de flexión (forma de conjugar), igual que el verbo “sacar
  • Modelo de tildación, igual que el modelo de flexión
  • Tipo de usualidad, Verbo de uso reducido o restringido, con dos o más significados muy distintos (variétimos)

Como se indica, el modelo de flexión es similar al del verbo “sacar”, por lo que sus tiempos primitivos se conjugarán de la siguiente forma:

Modo indicativo

  • Presente -> clico
  • Pretérito -> cliqué
  • Futuro -> clicaré

Modo subjuntivo

  • Presente -> clique
  • Pretérito -> clicara/se
  • Futuro -> clicare

Imperativo

  • clica tú /clique usted
  • clicad vosotros/cliquen ustedes

Infinitivo

  • simple -> clicar
  • compuesto -> haber clicado

Gerundio

  • simple -> clicando
  • compuesto -> habiendo clicado

Participio           

  • simple -> clicado
  • compuesto -> no se conjuga

Te recuerdo, que si utilizas el verbo “cliquear”, la forma de conjugar es idéntica a la del verbo “amar

Pues bien, puedes estar tranquilo, ya tienes suficiente información y puedes usar correctamente “Clicar,”cliquear, y “hacer clic.

No olvides, que  si utilizas “clickear”, o cualquier otra palabra constituida con la raiz “click“, para referirte a la acción de pulsar alguno de los botones del ratón, estarás cometiendo un error ortográfico.

¿Problemas con tu wifi?

¿Problemas con tu wifi?

La calidad de una conexión inalámbrica en el interior de una vivienda u oficina depende de múltiples factores que pueden reducir drásticamente su nivel, hasta provocar reducciones considerables de velocidad y cortes que pueden llegar a hacer la comunicación totalmente insostenible.

Una forma sencilla de ver la calidad de una señal y lo que se deteriora en determinados puntos, es comprobar la velocidad de transferencia en diferentes lugares próximos y alejados del router mediante una sencilla APP de tu smartphone como por ejemplo, “Speed Test”.

Uno de los factores que influye en la reducción de la potencia es el número de paredes o forjados que tiene que atravesar la señal para llegar desde el punto de acceso, habitualmente incluido en el interior del router que nos suministra el proveedor (Telefónica, Vodafone, Ono, etc), hasta los equipos que la van a recibir.

Debes intentar colocar el router inalámbrico en un punto tal que si trazas una línea recta entre éste y los ordenadores con los que se va a conectar, dicha línea atraviese el menor número de paredes y forjados y lo haga de la forma más perpendicular posible.

Otro elemento importante en la degradación de la señal son los obstáculos que ésta encuentre en las estancias por las que viaja. Elementos como espejos o superficies metálicas principalmente lisas provocan rebotes de señal que disminuyen la potencia de la emisión principal de forma considerable.

Pero sin duda, lo que más influye en la reducción de la señal wifi son todo tipo de equipos inalámbricos que trabajan en la misma banda de frecuencias que nuestro router (la más usada es la de 2,4 GHz).

De entre éstos equipos, los que más afectan, sobre todo en viviendas, son el resto de routers de nuestros vecinos configurados para trabajar en el mismo canal y que podemos tener justo al otro lado de la pared, del techo o del suelo, de forma que entre nuestro router y los de los demás tan sólo hay unos metros de distancia y una pared o forjado entre medias.

Wifi

Las bandas de frecuencias de wifi están divididas en 13 canales de un ancho de banda determinado. Es como si tuviéramos una autopista con 13 carriles por cada sentido y sin que los coches (señal wifi) se puedan cambiar de carril. Imaginemos que los carriles están separados por muros de hormigón. Cuando instalamos un router le asignamos uno de esos 13 canales y, a partir de ahí, la señal siempre circulará por esa vía sin mezclarse con la del resto de canales. Por defecto, habitualmente los instaladores dejan nuestros routers y los de nuestros vecinos asociados al canal 1 y ahí tenemos el principal problema.

Si próximo a tu router tienes otros de tus vecinos asociados al mismo canal, se producen interferencias entre ellos, de forma que la señal se degrada hasta hacer la comunicación prácticamente insostenible. Es como si pretendiéramos hacer pasar todos los coches (señal wifi) por el mismo carril teniendo los otros desocupados.

¿Y que podemos hacer para resolver este problema? Pues muy sencillo, configurar tu router en un canal al que no estén asociados otros routers próximos al tuyo o a tus ordenadores y equipos inalámbricos (portátiles, smarphones,…) Para ello lo que necesitas es conocer qué puntos de acceso tienes próximos al tuyo y en que canales emiten. Esto lo puedes hacer instalando en tu ordenador o teléfono móvil android una APP como “Meraki Wifi Stumbler”, “NetStumbler” o similar. Son gratuitas.

Al ejecutarla te aparecerán las redes que tienes alrededor y los canales por los que emiten. Identificas la tuya. Si pones el móvil próximo al router, será seguramente la que más señal marque en el móvil. Nos podemos asegurar apagado el router y comprobando que ésta desaparece.

wifi2

Si ves que el canal por el que emite tu router inalámbrico es el mismo que el que usan otros próximos, debes cambiarlo por otro alejado de éste y que no esté ocupado. Si otros routers tienen asociado el canal 1 o próximos, elige por ejemplo el 11 y configura  de nuevo el tuyo con este canal.

Como cambiar el canal, deberá venir detallado en el manual de instalación del router. En cualquier caso, una vez que dispones del usuario y contraseña de acceso al mismo y dado que la inmensa mayoría de los routers tienen asociada la IP local 192.168.1.1 o a veces la 192.168.0.1, puedes probar tecleando una de estas direcciones IPs en el navegador (Explorer, Chrome, FireFox, Opera,..etc). Si es la IP de nuestro router, aparecerá una ventana solicitando usuario y contraseña.

Una vez que consigas entrar en la web interna de configuración del router, en general, en la mayoría de ellos encontrarás una opción que hace referencia a “Wireless”. En las sub-opciones de ésta podrás  localizar el canal asociado así como la forma de cambiarlo.

Existen igualmente muchos otros equipos inalámbricos que trabajan en las bandas de frecuencia de wifi o muy próximas a ellas como teléfonos o emisores y receptores de TV que pueden afectar igualmente la calidad de la señal pero que no podemos detectar con los medios descritos anteriormente. Si sospechamos que pueden afectar a tu señal wifi, puedes realizar las pruebas de velocidad descritas anteriormente con dichos elementos conectados y desconectados para comprobar si existe, o no, algún tipo de interferencia.